Raúl le inyecta sangre nueva a la revolución

Raúl le inyecta sangre nueva a la revolución

26 de febrero 2013 , 12:00 a.m.

Milagros López de Guereño Corresponsal de EL TIEMPO La Habana. El pragmático Raúl Castro concretó el relevo generacional y avanzó en la institucionalización del país al anunciar su retiro en el 2018, proponer como su segundo a Miguel Díaz Canel -un hombre de la postrevolución- y limitar a dos periodos consecutivos de cinco años el mandato de los cargos públicos, así como la edad máxima para desempeñarlos. La sangre joven y la supuesta "mentalidad más abierta" fueron bien recibidas por los cubanos.

La reelección del general y exministro de Defensa no fue una sorpresa. Tampoco su mensaje. Sus ideas de cómo deben funcionar el Gobierno y la isla no han cambiado desde que sustituyó, primero provisionalmente, y desde el 2008 oficialmente a su hermano Fidel, de 86 años. "No me eligieron presidente para restaurar el capitalismo en Cuba. Fui elegido para defender, mantener y continuar perfeccionando el socialismo, no para destruirlo", reiteró el domingo.

Con ese fin emprendió reformas de moderada apertura económica, una cruzada anticorrupción y defiende la necesidad de preparar cuadros jóvenes del Partido Comunista de Cuba (PCC), único permitido. La designación del ingeniero electrónico de 52 años como su "número dos" se enmarcaría en lo que el presidente definió como la "transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos".

No será la única. Porque espera renovar "la cúspide del poder estatal" en cinco años. Es el plazo para formar a quienes sustituyan a los "históricos" de la revolución que triunfó en 1959 por la vía de las armas. La savia nueva ha llegado al Consejo de Estado. Raúl Castro explicó que de sus 31 miembros, el 41,9 por ciento son mujeres, el 38,6 negros y mestizos, con "una edad promedio de 57 años y el 61,3 nació después del triunfo de la Revolución". Según la bibliotecaria Alina, Díaz Canel "no es muy conocido, pero cae bien.

Parece muy educado y correcto. Lo más importante es que debe tener otra mentalidad más abierta, diferente de todos los dirigentes que estuvieron en la Sierra". A sus 52 años, peina canas y luce apuesto. Dicen que es bromista y cercano. Milita en el PCC desde hace más de 30 años. De todas formas, necesitará más que apostura para resolver los problemas. Uno de los que más preocupa a la mayoría de los 11,2 millones de cubanos es el poder adquisitivo de los salarios. Pero quedó claro que ha comenzado la era post-Castro.

No obstante, eso no le basta a la oposición, que el Gobierno tilda de "mercenarios de EE. UU.". Además de poder viajar sin pedir permiso de salida, ir a los hoteles o comprar electrodomésticos, quieren libertad de expresión y pluripartidismo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.