Secciones
Síguenos en:
LO QUE ESPERAMOS

LO QUE ESPERAMOS

No hubo un replanteamiento fundamental del Proceso de Paz en El Acuerdo de los Pozos. Tampoco habrá, ahora, una reorientación del Plan Colombia en Washington. Entonces qué esperamos de esta reunión de trabajo Bush-Pastrana?

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de febrero 2001 , 12:00 a. m.

No hubo un replanteamiento fundamental del Proceso de Paz en El Acuerdo de los Pozos. Tampoco habrá, ahora, una reorientación del Plan Colombia en Washington. Entonces qué esperamos de esta reunión de trabajo Bush-Pastrana?.

Pues hacer realidad el enfoque comprehensivo (y comprensivo) planteado por Madeleine Albright en su famoso artículo del 10 de agosto de 1999. Ella sostuvo que la cooperación de Estados Unidos debería "desnarcotizarse", ir más allá de la erradicación, interdicción y captura de capos.

Se requería, dijo, un esfuerzo comprehensivo que alcanzara todos los aspectos del complejo problema colombiano: fortalecimiento de las instituciones, desarrollo social, protección de los derechos humanos, romper cualquier vínculo que pudiera existir entre autodefensas y la fuerza pública, negociaciones para lograr una salida política al conflicto y, claro está, fortalecimiento de la economía y eliminación de la corrupción.

La administración Bush quiere resultados y pronto. Con todo, tiene que reconocer que la economía colombiana se está debilitando por factores que no son ajenos a la estrategia en marcha: el incremento alarmante de los secuestros, el éxodo de colombianos y con ellos la fuga de capitales, el endurecimiento de las acciones guerrilleras.

A todo ello se añaden, por otras razones, la vertiginosa caída de los precios del café y la disminución notoria de la inversión extranjera. Se está generando una crisis social que exacerbará la crisis de orden público.

Si la administración Bush aprecia correctamente estas duras realidades debería proceder, en nombre del principio de corresponsabilidad en la lucha contra las drogas, a ofrecer toda su colaboración para fortalecer la economía colombiana, ahora y no más tarde; a encontrar una salida a la crisis cafetera que tiene consecuencias sociales impredecibles (no parece que la resurrección del Pacto Internacional sea la fórmula); y a la aprobación de las Preferencias Andinas ampliadas ( o cuál debe darse como un hecho, porque lo contrario sería una aberración!).

Para que la estrategia sea eficazmente comprehensiva debería propiciar y encontrar una convergencia con la Unión Europea y con los países vecinos de Colombia. Así tendríamos un esfuerzo conjunto para superar la crisis colombiana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.