Factura de valorización sería más cara

Factura de valorización sería más cara

25 de febrero 2013 , 12:00 a.m.

Si se aprobara el proyecto presentado por la Administración el fin de semana ante el Concejo para modificar el actual cobro por valorización en Bogotá, a una buena parte de los contribuyentes se les podría incrementar considerablemente el valor de sus recibos. Lo anterior, porque aumentaría el cobro global de 850.000 millones de pesos a 1,4 billones de pesos, y se distribuiría entre menos ciudadanos: ya no serían 1'700.000 dueños de predios, sino apenas 1'050.000. Desde ya se prevén cuáles serían las zonas donde se impactarían más las finanzas de los contribuyentes. Hoy hay 17 localidades que deben pagar, pero con el cambio solo lo harían algunos habitantes de Usaquén, Chapinero, Puente Aranda y el centro ampliado (ver gráfico).

De hecho, hay dos áreas que recibirían este golpe con mayor fuerza. Chapinero y Puente Aranda no solo tendrían que responder por las obras de mantenimiento, reparación y reconstrucción de su malla vial local, intermedia y arterial, sino que también deberían dar un aporte considerable para construir los pasos deprimidos en la avenida Caracas.

Sobre esta ambiciosa obra, el exalcalde Enrique Peñalosa respaldó al alcalde Gustavo Petro. "Bien por enterrar la troncal de la Caracas en las intersecciones. Así aumentan la velocidad y la capacidad de TransMilenio", dijo en su cuenta de Twitter.

A juicio de expertos en finanzas distritales como Carlos Alberto Sandoval, exsecretario de Hacienda, otro de los inconvenientes que se vislumbran es que se pueda generar una sensación de doble tributación. "El problema es que la valorización -como está planteada en el proyecto presentado el sábado- se cobraría dos veces: los ciudadanos pagan unas obras que aumentarían el precio de su inmueble y, cuando les vuelva a llegar el impuesto predial, el valor de este tributo también subiría", dijo Sandoval.

Puntos clave del proyecto El cambio más relevante que traería el nuevo acuerdo, si fuera aprobado, es que habría un tope anual. Se pagaría por valorización el equivalente a, máximo, dos impuestos prediales, y si el valor del recibo fuera mayor, podría diferirse hasta por 3 años.

También cambiaría la fórmula para asignar el cobro. Ya no se contemplarían el estrato, área, pisos o grado de beneficio, sino solo la distancia del predio con respecto a la obra más cercana y el valor del avalúo catastral.

El alcalde Gustavo Petro ha insistido en que se exonerarían del pago todos los predios con avalúo catastral igual o inferior a 80 millones de pesos, con lo cual quedarían exentos del cobro los estratos 1, 2 y la mitad del 3.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.