Violencia por riñas subió el 15 por ciento

Violencia por riñas subió el 15 por ciento

25 de febrero 2013 , 12:00 a. m.

Pese a la reducción progresiva de los homicidios en Bogotá, que el año pasado presentaron una caída del 23% respecto del 2011, y que en enero bajaron 16% frente al mismo mes del 2012, preocupa el aumento en el índice de asesinatos provocados por las riñas.

Esta fue la principal causa de los homicidios en el primer mes del año, con una participación del 46%, y representó un incremento del 15% frente a enero del 2012. Por el contrario, modalidades como las venganzas, los crímenes en medio de atracos y la violencia intrafamiliar tuvieron disminuciones del 17%, 50% y 67%, respectivamente. En concepto del exsecretario de Seguridad y Convivencia de Bogotá Hugo Acero, esta situación se puede atribuir a que los esfuerzos de las autoridades se están enfocando en el ataque frontal contra los hechos delincuenciales más comunes. "Hay un buen trabajo de la Policía en el propósito de reducir los homicidios de manera general, pero los casos en los que hay muertos o lesionados por riñas se están visibilizando más, porque hay deficiencias en la manera como se están enfrentando los problemas de convivencia", explicó el analista, quien también cree que la cultura ciudadana, fuerte hace más de ocho años, se ha ido perdiendo.

Por su parte, Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), indica que hay una ausencia notable de campañas dirigidas a evitar las riñas. "Medidas como la restricción a la venta de licor no han ayudado mucho. La Policía debe innovar en la forma de hacer presencia en las zonas de tolerancia y de rumba, para hacer una labor menos restrictiva y mucho más cercana a la gente. También hay que darle más rigor a la judicialización en este tipo de casos", añadió.

Otra posible salida para restarles protagonismo a las riñas en Bogotá la plantea Acero: "Hay que acercar la justicia al ciudadano. Es necesario fortalecer las comisarías de familia, las inspecciones de Policía, las unidades de mediación y conciliación y las casas de justicia. Los funcionarios no deben esperar a que les lleguen los problemas, sino que deben hacer jornadas de 'justicia al barrio' para ofrecer opciones efectivas de resolución de conflictos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.