SE CRECEN CUENTAS PETROLERAS DEL PIEDEMONTE

SE CRECEN CUENTAS PETROLERAS DEL PIEDEMONTE

El polémico contrato de Piedemonte suscrito con la British Petroleum regresó ayer al seno de la junta directiva de Ecopetrol con dos nuevos escenarios: se solucionaron las dudas jurídicas que existían en torno a cuál debe ser el hidrocarburo principal y simultáneamente se mostraron las potencialidades de reservas que tiene el bloque adjudicado a la BP. (VER GRAFICO: TENDENCIA DEL PIEDEMONTE SEGUN BP)

25 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Aunque la junta no tomó una decisión que permita dar claridad al futuro del contrato, EL TIEMPO conoció que Carlos Gustavo Arrieta, Roberto Hinestroza Rey y Alvaro Meneses, los tres abogados que habían emitido diferentes conceptos en este caso, lograron un consenso y llevaron ayer una posición unificada que despeja la incertidumbre jurídica.

En primer lugar, según los abogados, el hidrocarburo principal que debe determinar la rentabilidad del contrato es el condensado y no el gas, como lo sostiene la British Petroleum y como lo alcanzó a determinar el Ministro de Minas, Rodrigo Villamizar, en una resolución del 18 de abril que posteriormente fue revocada por otra el 2 de mayo.

Esta última resolución esta pendiente de entrar en vigencia pues la multinacional británica interpuso recurso de reposición. Sin embargo, fuentes oficiales dijeron que con el concepto de los abogados, el Ministerio tendría más elementos para ratificar la resolución de la revocatoria.

Adicionalmente, ayer los abogados decidieron que la facultad para determinar ese hidrocarburo principal recae sobre el presidente de Ecopetrol y no sobre el Ministerio de Minas.

Esta nueva tesis también despeja las dudas que habían surgido en la última reunión de la junta directiva de Ecopetrol (del 10 de junio pasado).

Teniendo en cuenta esas definiciones que serían acogidas por la junta, el problema de rentabilidad para la BP se ahondaría pues según los voceros de la multinacional y el propio vicepresidente de Exploración de Ecopetrol, Ismael Enrique Arenas, solo si la interpretación final se inclina hacia el gas, la explotación se haría económicamente viable .

Según el funcionario, el volumen de condensado es mayor que el de gas y si se aplica la interpretación de que el hidrocarburo principal allí es el condensado se va a llegar mucho más rápido a la distribución 70-30 en favor de Ecopetrol , dijo Arenas.

Los nuevos prospectos La pregunta que quedó en el ambiente es: y si las dudas jurídicas quedaron despejadas por qué la junta directiva de Ecopetrol no tomó una decisión?.

Pues bien, según pudo establecer EL TIEMPO, la discusión tomó ayer un nuevo giro cuando en la mesa de la junta se presentó un nuevo ingrediente: la consolidación de datos sísmicos de la BP según los cuales en todo el bloque de Piedemonte, que hasta ahora solo se ha explorado en un 20 por ciento, hay por lo menos cuatro nuevos yacimientos de petróleo a la espera de ser descubiertos.

Según el vicepresidente de Exploración y Producción de Ecopetrol, Ismael Enrique Arenas, esos prospectos ya han sido identificados y la solución que se le dé al tema tiene implicaciones que recaen más allá de los campos ya descubiertos (Floreña, Pauto y Volcanera).

Agregó que si se mantienen esas cláusulas de escalonamiento, la British no tendría incentivos para seguir explorando el bloque adjudicado.

Por eso, de acuerdo con lo expresado por un miembro de la junta que pidió no ser identificado, en la discusión del tema ya no priman solamente los argumentos jurídicos o técnicos que hasta ahora se han expuesto, sino que además se analizan los aspectos económicos y políticos antes de tomar una determinación final.

Este nuevo ingrediente abre un nuevo escenario ya que lo que está en juego no solo es la continuación de la BP en el desarrollo y la extracción de las reservas de los primeros campos sino el hallazgo de los otros que están relativamente localizados , dijo.

EL TIEMPO tuvo acceso al documento interno elaborado por la Gerencia de Exploración de la British Petroleum sobre las Tendencias del Piedemonte en el que se demuestra la localización de los nuevos yacimientos dentro del contrato Piedemonte (ver mapa).

El documento, titulado las fases 4 y 5 del Piedemonte , hace referencia a lo que la multinacional británica ya ha identificado como potenciales hallazgos o lo que en el argot petrolero se denominan prospectos y que se comenzarían a perforar una vez se supere la llamada fase 3 del Piedemonte, es decir la relacionada con los campos de Floreña, Pauto y Volcanera.

El mapa y un documento que contiene los escenarios de reservas de esos prospectos le fueron presentados al ministro de Minas, Rodrigo Villamizar, y al presidente de Ecopetrol, quienes la semana pasada estuvieron en Londres.

Estos nuevos campos surgen de las prospecciones sísmicas que en los últimos dos años la BP ha hecho sobre una extensa área de más de 300.000 hectáreas de extensión. En esa región, la petrolera ha implementado la tecnología tridimensional en sísmica, que da una mayor precisión acerca de lo que está en el subsuelo.

La probabilidad de que existan está aún en el papel pues en este negocio solo hay certeza de un hallazgo cuando se perfora el subsuelo y se descubre un depósito de hidrocarburos.

Reservas No obstante, los geólogos saben que el primer paso para un hallazgo es la sísmica. En este caso, el estudio de la BP está tan avanzado que los nuevos campos no solo ya han sido clasificados por el volumen de reservas estimadas de petróleo que tendrían, sino que ya han sido bautizados.

Niscota, y Morcote, los dos más importantes, podrían incluso ser de tamaños similares a Cusiana pues sus reservas potenciales pueden superar los 1.800 millones de barriles de condensado (una especie de petróleo de gran calidad).

También, el estudio de la BP habla de los prospectos Morcote, Jelero, Payero, Tacare, Tate y Macaguan.

De acuerdo con los cálculos de sísmica, estos campos no solo estarían dentro del contrato Piedemonte sino que tocarían el bloque denominado Piedemonte Occidental que también le fue adjudicado en su totalidad a la British Petroleum (ver mapa) Según un análisis preliminar de la BP, las reservas de todos estos campos serían de por lo menos 700 millones de barriles y por mucho llegarían a los 10.000 millones de barriles de condensado.

Esto quiere decir que si se toma el escenario más optimista de reservas, en esos dos bloques que tiene la British Petroleum habría 5 campos del tamaño de Cusiana, considerado hasta ahora el más grande descubierto en el hemisferio occidental en los últimos 25 años.

De esta manera, se confirmaría la teoría expuesta por varios geólogos en el sentido de que todo el piedemonte llanero es una provincia petrolera y que el bloque de Piedemonte contiene las más cuantiosos yacimientos petrolíferos.

Asimismo, según los cálculos sísmicos, se tienen estimadas de reservas de gas entre 3.000 millones de barriles 15.000 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.