DURANTE EL VIAJE:

25 de junio 1997 , 12:00 a. m.

que realizó el fin de semana pasado al cayo de Serranilla el presidente Samper hizo gala nuevamente de su característico sentido del humor. Cuando viajaba durante más de 12 horas junto con la canciller María Emma Mejía y el comandante de las Fuerzas Militares, general Harold Bedoya, en la corbeta ARC Caldas, éste último sufrió de mareo crónico. AL PERCATARSE el Presidente del estado del General, comentó: Bueno mi general aquí y en esas condiciones es que tengo que cogerlo para que negociemos el presupuesto que se le asignarán el próximo año a las Fuerzas Armadas . Todos rieron, menos Bedoya.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.