ISRAEL CEDE PARA CALMAR LOS ÁNIMOS

ISRAEL CEDE PARA CALMAR LOS ÁNIMOS

El primer ministro israelí, Yitzhak Rabin, anunció ayer que estaría dispuesto a aceptar una presencia internacional civil, a desarmar a los colonizadores judíos y a ampliar la fuerza policial palestina en la franja de Gaza y en Jericó. Sin embargo, la Organización de Liberación de Palestina rechazó el conjunto de concesiones israelíes encaminadas a atraerla nuevamente a la mesa de negociaciones tras la matanza en una mezquita de Hebrón, por considerarlas insuficientes para proteger a los palestinos en los territorios ocupados.

01 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

El obstáculo principal fue la oferta de permitir observadores internacionales desarmados en los territorios ocupados.

Seguimos insistiendo en la presencia de una fuerza de paz militar y armada para proteger a nuestra gente , dijo en Túnez el miembro de la Comisión Ejecutiva de la OLP Alí Ishak después que el organismo rechazó la oferta en la madrugada de hoy martes.

Días atras, Yasser Arafat había solicitado la protección internacional de los palestinos que viven en los territorios ocupados; solicitud, que fue reiterada ayer en una carta al secretario general de la ONU, Butros Gali por el jefe de Relaciones Exteriores de la central palestina, Faruk Kaddoumi. El gobierno de Israel intensificó su búsqueda de una salida a las atascadas conversaciones de paz en el Medio Oriente, al solicitar la intervención de Washington para lograr que la OLP y Siria, Líbano y Jordania reanuden las negociaciones de paz, que fueron suspendidas el viernes a raíz de la matanza de 52 musulmanes a manos de un colono judío en Hebrón.

La OLP debe venir el miércoles a Washington sin plantear condiciones previas. Espero que podremos reanudar las negociaciones en el punto que las interrumpimos, pero no estoy convencido , declaró ayer el embajador israelí en Estados Unidos, Itamar Rabinovich.

Estados Unidos asumió una posición similar al rechazar las condiciones exigidas por la OLP para reanudar conversaciones de paz. El portavoz del departamento de Estado, Mike McCurry, dijo que las conversaciones debían continuar con las mismas bases previas.

El canciller Shimon Peres, por su parte, manifestó respecto al pedido palestino de disponer de una fuerza de policía más importante que estamos dispuestos a discutir toda demanda razonable y lógica, pues israelíes y palestinos no tienen mejor alternativa que reiniciar las negociaciones lo más rápidamente posible . Los palestinos han reclamado una fuerza policial de diez mil hombres en tanto Israel sólo ha aceptado un máximo de 8.500 policías.

Sin embargo, funcionarios del gobierno israelí dijeron que no habrá más gestos hacia los palestinos luego que el gabinete ordenó el domingo detener o desarmar a colonos extremistas judíos y liberar a unos mil presos palestinos. Ayer también se conoció que dos ministros israelíes del Partido Laborista, Benyamin Ben Eliezer y Uzi Baram, reclamaron la evacuación de los 500 colonos judíos que residen en el centro de Hebrón (Cisjordania).

Los palestinos parecen dispuestos a ceder menos. Al Fatah, principal componente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) al que pertenece Arafat, decidió romper la tregua en sus acciones militares contra Israel, observada desde la conclusión del acuerdo del 13 de septiembre sobre la autonomía, indicó ayer en Amman un miembro del comité central.

Acusan a Israel Entretanto, cristianos y musulmanes por igual apuntaron ayer dedos acusadores hacia Israel mientras el Líbano sepultaba a las víctimas del atentado del domingo en el templo cristiano maronita Sayyidet al-Najat (Nuestra Señora de la Salvación), que mató a diez feligreses e hirió a otros sesenta. Según se conoció ayer la explosión pudo haber sido mucho peor: una bomba más poderosa, armada con cuatro proyectiles de mortero, fue hallada y desactivada dentro del órgano del templo.

El primer ministro libanés, Rafik al-Hariri, musulmán sunita, culpó a Israel y dijo que es evidente que este crimen procura desviar la atención de la masacre de Hebrón ocurrida el viernes y fue cometido el domingo en un templo para dar la falsa impresión de que en esta región si los judíos matan a musulmanes, los musulmanes matan a cristianos .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.