COLOMBIA ESTÁ LEJOS DE UN ACUERDO

COLOMBIA ESTÁ LEJOS DE UN ACUERDO

En Colombia se estima que un 42 por ciento de la población adulta fuma y que alrededor de unas 20.000 personas fallecen por año a causa de enfermedades derivadas del consumo de tabaco.

25 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Y las cifras sobre tendencias de consumo van en aumento. Según un estudio reciente, 358 mil personas (1.4 por ciento de la población, entre 12 y 60 años) se convirtieron en nuevos fumadores. La preocupación es que cada día más jóvenes se inician en el hábito de fumar.

De otro lado, la producción de cigarrillos en Colombia aumentó en un 14,6 por ciento en 1996. Parte de ese crecimiento puede explicarse por la reducción en los impuestos al cigarrillo, actualmente gravados en un 60 por ciento contra un 124 por ciento antes de la Ley 223 de 1995.

Sin embargo, no todo cigarrillo que se fuma en el país produce impuestos pues se calcula que el 60 por ciento de los cigarrillos que se consumen en Colombia son de contrabando.

Según los cálculos de Ibope, la industria del cigarrillo en Colombia gastó 17.226 millones de pesos en 1996 en los diferentes medios de comunicación por concepto de publicidad.

Para Juan Manuel Zea, director del Instituto Nacional de Cancerología (INC), precisamente el que no haya quien lidere un proyecto de ley que restrinja la publicidad del tabaco es un problema grave en la lucha contra este hábito. Lograrlo sería dar un paso fundamental por la salud de los colombianos.

Para el director del INC, esta situación y muchas otras como la falta de legislación al respecto hacen que Colombia esté lejos de dar un paso como el acuerdo entre las tabacaleras y el gobierno en los Estados Unidos.

Acuerdo que, dice Zea, no nos tiene tan contentos a los antitabaquistas colombianos, especialmente en el punto en que se establece que no habrá demandas posteriores. En el fondo lo que hace es proteger a las industrias productoras para el futuro .

De todas maneras, estamos lejos de un acuerdo parecido porque en Colombia la industria tabacalera es muy poderosa mientras que el movimiento antitabaquismo es incipiente.

La salida, -dice Zea- es que se haga algo similar a lo de Estados Unidos pero sin el parágrafo que libera a las tabacaleras de cualquier otro tipo de demandas legales hacia el futuro. Sin embargo, señala que cualquier paso en favor de un ambiente libre de humo es difícil mientras el Gobierno no tome una posición clara al respecto.

Por su parte Margarita Ronderos Torres, presidenta del Consejo Nacional de Cigarrillo y Salud, del ministerio de Salud piensa que la situación en Colombia está atrasada con respecto a Estados Unidos porque allí se vienen dando algunos pasos previos en la legislación como reconocer que el cigarrillo contiene nicotina y que ésta es fuertemente adictiva y por lo tanto el cigarrillo forma parte de las sustancias adictivas.

Ronderos afirma que en Colombia solo ha habido algunas expresiones débiles por parte del Ministerio de Salud y otras instituciones pero no se ha logrado, por ejemplo, que el Ministerio de Desarrollo normatice los contenidos de la publicidad.

En Colombia, estamos lejos de que una corte reconozca que la causa de muerte de alguna persona fue el cigarrillo.

PIE DE FOTO: Del total del cigarrillo vendido en Colombia, el 60 por ciento es de contrabando.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.