TABACALERAS DE E. U. CAMBIAN DE ESTRATEGIA

TABACALERAS DE E. U. CAMBIAN DE ESTRATEGIA

Si en Estados Unidos se les acabó el negocio de la venta de cigarrillos, por qué no orientar sus esfuerzos de ventas y mercadeo en el exterior, en regiones como Asia, Europa Oriental, Oriente Medio y América Latina?

25 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Esta es precisamente la nueva estrategia de las principales tabacaleras estadounidenses, que tras llegar a un acuerdo histórico que limita en buena medida su multimillonario negocio en E.U., buscan ahora penetrar mercados en países en vías de desarrollo donde los anuncios del Hombre Marlboro y el humo del cigarrillo en los cafés, todavía no son ofensas contra la sociedad.

El nuevo giro es la respuesta de tabacaleras como Philip Morris y R.J. Reynolds, que el viernes pasado perdieron la batalla más importante de su historia, al firmar un acuerdo sin precedentes con los procuradores de 40 de los estados de la unión, que les habían demandado en forma masiva con el fin de recuperar los costos del tratamiento de enfermos por consumo de cigarrillos.

Según el convenio, la industria del tabaco aceptó que su producto es adictivo y se comprometió a pagar a los estados afectados 368.500 millones de dólares en los próximos 25 años; a reducir al mínimo su ofensiva publicitaria en E.U.; y a colaborar en una campaña de diez años para reducir el consumo entre adolescentes. Todo, a cambio de recibir inmunidad contra nuevas demandas en masa, que podrían significar la estocada final de la alguna vez muy rentable industria de la venta de cigarrillos.

Igualmente, en un futuro las etiquetas de advertencia, que hoy día aparecen escondidas, deberán ocupar el 25 por ciento de las cajetillas, con mensajes como el siguiente: Fumar lo puede matar. En cuanto al recorte de publicidad, quedaron prohibidos los grandes carteles en sitios públicos y los anuncios a color en publicaciones impresas, entre otros.

Este último acuerdo es el último y más sonoro capítulo de una larga batalla que durante años vienen librando en este país las organizaciones de salud y las tabacaleras, que durante 33 años incentivaron el consumo de cigarrillos entre jóvenes y adultos. En E.U. existen alrededor de 50 millones de fumadores, de una población de 265 millones de habitantes.

Mayor expansión Para contrarrestar la ofensiva en su país natal, Philip Morris, la tabacalera más grande del mundo, ha incrementado la venta de cigarrillos fuera de E.U. en un 80 por ciento desde 1990, para un total de 662.200 millones de cigarrillos vendidos el año pasado. Durante el mismo período, las ventas de la Morris solo crecieron en un 4,7 por ciento en E.U.

En conjunto, las tabacaleras del mundo occidental han invertido en los últimos seis años más de 3.000 millones de dólares en la compra de pequ f1as compañías de tabaco en Europa Oriental.

Los analistas estiman que una mayor expansión a mercados emergentes es la única salida para esta industria. Ahí es donde las compañías de tabaco de E.U. están haciendo su dinero, dijo ayer al The New York Times Martin Feldman, especialista de tabaco del Smith Barney en Nueva York.

Mientras tanto, el acuerdo debe ser revisado y ratificado por el Congreso de E.U. y la administración Clinton, proceso que pueden durar meses y hasta años.

La Casa Blanca anunció la formación de ocho grupos de trabajo para la revisión del acuerdo. Algo tan grande necesita recibir el debido escrutinio, dijo el lunes el vicepresidente Al Gore.

En el Congreso, senadores como el demócrata Paul Wellstone sostienen igualmente que habrá un escrutinio muy cuidadoso, sin embargo, activistas en defensa de la salud como el ex Surgeon Generali Everett Koop advierten que los congresistas tienen demasiados intereses de por medio como para aprobar un ley que convierta en enemigos a sus mejores amigos.

El Dr. Koop se refiere a las cuantiosas contribuciones hechas por parte de la industria tabacalera a las campañas electorales del 75 por ciento de los parlamentarios, que entre 1995 y 1996 llegaron a los 10 millones de dólares. Solo Phillip Morris donó tres millones de dólares en ese período.

La incertidumbre por la suerte final del pacto continuará siendo tema del día durante los meses venideros. Por el momento, o habrá cambios en las estrategias de publicidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.