ARANCELES VOLVERÁN A BAJAR

ARANCELES VOLVERÁN A BAJAR

El ministro de Comercio Exterior, Carlos Ronderos Torres, confirmó la decisión del Gobierno de no prorrogar por tres meses más el aumento de los aranceles para materias primas y bienes de consumo.

24 de junio 1997 , 12:00 a. m.

En marzo pasado el Gobierno decidió aumentar los aranceles a las materias primas y los bienes de consumo provenientes de países diferentes a los del Grupo Andino, Chile y México, que debían cancelar dos y cinco puntos porcentuales más en los aranceles durante tres meses, con la posibilidad de una prórroga.

Así los aranceles de materias primas se incrementaron de cinco a siete y de diez a doce por ciento, mientras que los de bienes de consumo lo hicieron de 20 a 25 y de 25 a 30 por ciento. Los de los vehículos también se aumentaron de 35 a 40 por ciento.

La medida se tomó teniendo en cuenta la Decisión 364 de la Junta del Acuerdo de Cartagena (Junac), que establece los criterios y procedimientos por medio de los cuales los países pueden apartarse temporalmente del Arancel Externo Común como resultado de situaciones de emergencia nacional.

No más dudas De esta manera se aclaran las dudas de los empresarios, que habían manifestado que una decisión de esta naturaleza solo haría crecer la incertidumbre del sector productivo.

La duda creció cuando el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, se mostró partidario de un aumento en los niveles del arancel externo común, con el objeto de reducir el déficit fiscal.

De inmediato diferentes analistas económicos y directivos gremiales se pronunciaron en contra de esa iniciativa, por considerar que implica el cierre de la economía.

Por eso ayer, el Ministro Ronderos informó que el Gobierno decidió no renovar el aumento de aranceles que venía cobrando con amparo en el decreto 690 del 13 de marzo pasado, y que regirá hasta el próximo siete de julio .

Según Ronderos, es necesario aclarar las reglas del juego para los empresarios en lo que resta de este año y en el próximo.

Explicó que la medida se tomó al considerar que un elemento fundamental para la recuperación económica es la estabilidad de las reglas de juego y, entre ellas, la estabilidad de los aranceles.

Dijo que la medida de aumento de aranceles fue de carácter temporal como consecuencia de la caída de la emergencia económica, pero insistió en que era necesario desmontarla para aclararle el panorama económico a los empresarios.

Así las cosas, los empresarios colombianos, cuyas industrias dependen en buena parte de las importaciones, podrán respirar con tranquilidad y reactivar sus industrias , señaló el Ministro.

Enfrentamiento Una vez se conocieron los anuncios de Ocampo, el ministro Ronderos se pronunció en contra y se presentó un duro enfrentamiento entre los funcionarios.

En una entrevista a este diario el ministro de Comercio Exterior aseguró que si se incrementaban los aranceles, él renunciaría al cargo.

Ocampo insistió varias veces en que este era quizá el único camino para recoger recursos que el país necesita, vía tributo a las importaciones.

Sin embargo, los analistas económicos han insistido en que esta decisión no le sirvió al Gobierno, pues no obtuvo los ingresos esperados y sí pudo haber frenado la importación de materias primas que demanda la industria.

De todas formas el tema no llegó a analizarse en el Consejo de Comercio Exterior ni en el Comité de Asuntos Arancelarios, Aduaneros y de Comercio Exterior (Triple A).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.