ASESINADO ELTATO AVENDAÑO

ASESINADO ELTATO AVENDAÑO

El temor a abandonar la prisión que Eduardo Avendaño Arango había manifestado abiertamente ante las autoridades de la cárcel de máxima seguridad de Itagí no fue en vano.

24 de junio 1997 , 12:00 a.m.

El Tato Avendaño, como era conocido el ex integrante del cartel de Medellín, fue asesinado cuando apenas había cumplido tres meses y medio de libertad.

El que fue uno de los hombres de confianza del abatido jefe del cartel, Pablo Escobar Gaviria, recibió cerca de 40 tiros a las 10:30 de la noche del pasado domingo, cuando se bajaba de su vehículo Trooper, frente a la casa de su suegra, en la carrera 42B con calle 46E Sur, en el barrio Trianón de Envigado.

Dos menores de 10 y 12 años resultaron heridos durante el ataque, pero la misma noche fueron dados de alta en el hospital Manuel Uribe Angel.

Según informes de la Policía, dos encapuchados que viajaban en un Renault blanco siguieron varias cuadras a el Tato Avendaño antes de asesinarlo.

Hasta ahora las autoridades no atribuyen su muerte a ningún grupo en especial y no saben si obedece a problemas entre los mismos integrantes del cartel. Según conocieron las autoridades, el domingo Avendaño regresaba con su familia de Cartagena.

Ese hombre de 40 años, que acompañó a Escobar en su entrega a las autoridades y luego en su fuga de la cárcel La Catedral de Envigado, había abandonado la cárcel de máxima seguridad de Itagí el 6 de marzo pasado, donde estuvo desde el 15 de diciembre de 1992.

En 1993 se acogió a sentencia anticipada con otros seis hombres de confianza del jefe del cartel de Medellín.

El tercer muerto El Tato Avendaño, propietario de un criadero de caballos en San Jerónimo, en el occidente antioqueño, estuvo en prisión un poco más de cuatro años, condenado por los delitos de narcotráfico, secuestro, fuga de presos y porte ilegal de armas.

Como otros de los 20 hombres de Escobar que todavía permanecen en la cárcel de Itagí, le había expresado al director del centro penitenciario, coronel Jorge Sedano Calderón, que se sentía más seguro en la cárcel .

El Tato es el tercero de los hermanos Avendaño Arango en morir de manera violenta.

Dentro de la guerra que Los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar) le declararon al cartel de Medellín, fue muerto el hermano mayor del Tato Avendaño, Rafael Alberto, al cual ocho hombres enmascarados sacaron de su vivienda para luego matarlo y arrojarlo a una cuneta del oriente de la capital antioqueña.

Posteriormente, el 4 de marzo de 1993, otro comando armado que se hizo pasar por un grupo del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), asesinó a su hermano Jesús.

Aún se encuentra recluido en la cárcel de máxima seguridad de Itagí, Jorge Coco Avendaño, que en la tarde de ayer esperaba una autorización de la Corte Suprema de Justicia para asistir al entierro de su hermano Eduardo.

Avendaño fue sepultado ayer de manera discreta en el cementerio Jardines Montesacro, el mismo donde están los restos del jefe del cartel de Medellín.

El único de los hombres de Escobar que continúa vivo luego de haber abandonado la cárcel es su primo Juan Enrique Urquijo Gaviria, identificado como El Evangelista .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.