LA PERSONERÍA SANCIONA A BROMBERG

LA PERSONERÍA SANCIONA A BROMBERG

Casi dos meses y medio después de la renuncia del alcalde Antanas Mockus, Bogotá se enfrenta a la posibilidad de una interinidad en su administración, debido a la suspensión por sesenta días que le dictó la Personería Distrital al nuevo alcalde Paul Bromberg.

24 de junio 1997 , 12:00 a. m.

La Personería sancionó en primera instancia a Bromberg por irregularidades en los procesos de contratación que se efectuaron en 1995 cuando él se desempeñaba como director del Instituto Distrital de Cultura y Turismo (IDCT).

Según la entidad, el funcionario puede apelar, pero si la decisión queda en firme lo cobijará como alcalde, aunque las irregularidades las haya cometido como director del IDCT.

El personero distrital, Hernando Gutiérrez Puentes, dijo que el Alcalde tiene una semana para apelar y que en un mes más o menos, se puede tener resuelto el caso. Si se confirma el fallo, entonces la suspensión de dos meses se le aplicará en su calidad de alcalde , explicó.

Para sustentar esta posición, el organismo se basa en la Ley 200 ó Código Unico Disciplinario, del 4 de octubre de 1995.

Debido a que la legislación anterior contemplaba que las sanciones no podían trasladarse al nuevo cargo que estuvieran desempeñando los funcionarios sancionados, EL TIEMPO consultó a Jaime Castro Castro, ex alcalde de Bogotá y abogado constitucionalista.

Según Castro, la Personería tiene razón en cuanto a que la sanción cobijará a Bromberg como alcalde porque el artículo 29 de la Ley 200 establece que la sanción se aplica en cualquier cargo público y esta fórmula es válida tanto para la suspensión como para la destitución.

Castro explicó que en caso de darse, la suspensión la haría el Presidente de la República y él mismo nombraría a un encargado por el tiempo de la sanción.

De todas maneras la Personería evaluará la aplicación de dicha decisión, dijo Carlos Quintero, jefe de investigaciones especiales de la entidad.

Son varios los casos de contratación en los cuales se encontraron irregularidades y por los que se acusa a Bromberg de violar el régimen de inhabilidades e incompatibilidades. El primero se debe a que celebró un contrato de prestación de servicios con un docente de la facultad de medicina del departamento de morfología de la Universidad Nacional, es decir, con un servidor público.

Según la Personería, se violó la ley de contratación (ley 80 de 1993) y además desconoció el artículo 144 del Código Penal al coadyuvar el funcionario de manera eficaz en la realización de un comportamiento considerado por la ley como delito , dice la Personería. Por esta circunstancia se envió una copia del expediente a la Fiscalía General de la Nación.

Según el jefe de Investigaciones Especiales de la Personería, Carlos Quintero, este caso se remitió a la Fiscalía en julio del año pasado.

Otro ítem de la investigación se originó en el hecho de que se celebraron 141 contratos de prestación de servicios y uno de obra desconociendo el deber de solicitar por lo menos dos ofertas antes de firmarlos.

Dice la Personería que en otros 25 contratos de prestación de servicios, Bromberg no publicó un aviso de prensa por dos días (que es una obligación legal) invitando a hacer las propuestas.

Para el personero, lo que hizo Bromberg en estos casos fue escoger a los contratistas a dedo y sin mayor criterio de selección.

Según el ente fiscalizador, el ex director del IDCT no exigió la garantía única para avalar el cumplimiento de las obligaciones en la realización de dos contratos de comodato y tampoco exigió la publicación de uno de ellos en el Diario Oficial.

Otra irregularidad encontrada por la Personería consiste en que Bromberg firmó 53 contratos de prestación de servicios y uno de obra sin tener el certificado individual de disponibilidad presupuestal. Para la Personería esta violación es clara debido a que el Manual de Ejecución Presupuestal del Distrito de 1995 y el decreto 586 de 1993 estipulan que antes de realizar cualquier contrato se debe expedir un certificado que indique la existencia de recursos para cubrir la obligación.

La Personería también encontró que Bromberg en su momento no dio por terminados 140 contratos de prestación de servicios, 20 de arrendamiento y 9 convenios una vez finalizaron ni dentro de los cuatro meses siguientes como lo determina la ley. Durante la visita que la Personería realizó al IDCT no se encontraron las actas de liquidación respectivas.

A otros funcionarios La indagación de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Personería también cobijó a la ex secretaria general y a la ex subdirectora de fomento y desarrollo cultural del IDCT, Blanca Yolanda Sierra y Berta Isabel Quintero, respectivamente, quienes fueron sancionadas en primera instancia con una multa de 30 días de salario.

También se sancionó en primera instancia a los interventores del IDCT Margarita Rosa Carbonell y Alejandro Restrepo Gómez con multas de 45 y 15 días de sueldo, respectivamente.

Según la Personería, estos cuatro funcionarios también cometieron irregularidades en procesos de contratación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.