HAGA SUS NEGOCIOS, PERO PRIMERO QUÍTESE LOS ZAPATOS CON PLATAFORMA

HAGA SUS NEGOCIOS, PERO PRIMERO QUÍTESE LOS ZAPATOS CON PLATAFORMA

Las cosas altas tienden a destacarse. Como por ejemplo las Torres Gemelas, de Nueva York o el monte Aconcagua, en Argentina.

19 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Ese es precisamente el razonamiento que se enconde detrás de la resurrección de los zapatos de plataforma: se han convertido en el último grito de la moda en el piso de negociación del Chicago Board of Trade (CBOT). Ahora, son una parte esencial de la eterna lucha entre los corredores de productos básicos para ver y para que los vean.

Lucir imponente en los puestos de negociación lo es todo , asevera Harry Yessayan, corredor independiente de bonos del Tesoro de Estados Unidos, que ha trabajado en el CBOT y MidAmerica Commodity Exchange.

Esta última táctica para llamar la atención se suma a la fórmula ya comprobada que se observa en los frenéticos puestos donde se negocian productos básicos: movimientos violentos, gritos y chaquetas coloridas.

Fría acogida Sin embargo, la nueva fiebre por el calzado no ha tenido una cálida acogida entre los altos dirigentes de la bolsa y han advertido a los corredores de que el CBOT tiene normas contra el uso de calzado excéntrico.

Esto en realidad se trata de una cuestión de seguridad , dice un portavoz de CBOT. No queremos que los corredores se caigan y se lesionen .

Los guardias de seguridad que vigilan la entrada ahora están pendientes de cualquier calzado que se vea descomunal.

Hasta la fecha, cualquier persona que llegue con zapatos que tengan una plataforma o taco superior a los 5 centímetros no pueden entrar, indican los guardias. Los comités de corredores también tienen el poder de obligar a sus colegas a usar zapatos de plataforma más bajos, aunque no se ha informado de ninguna medida de este tipo, señalan los ejecutivos del CBOT.

Algunos corredores que se han visto obligados a ponerse zapatos de plataforma como una medida de defensa, dicen que quieren regresar a la comodidad y seguridad de antes, cuando reinaba el uso de zapatos deportivos y calzado informal de trabajo.

Y algunos se niegan rotundamente a formar parte del grupo de los zapatos de rascacielos. Irwin Smith, un corredor del CBOT que se mudó hace poco del puesto de corretaje en bonos del Tesoro de EE.UU. al de futuros de trigo, se ha mantenido alejado de los enormes zapatos negros. No los uso y los que sí los usan corren el riesgo de lesionarse , dice.

Para otros, se trata sólo de una cuestión de estilo.

Quisiera que los abolieran , se queja Jeff Monroe, corredor del puesto de bonos de CBOT, que de todas maneras los usa.

Parecen sacados de Fiebre de Sábado por la Noche .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.