MENORES GEMELOS PLANEARON SECUESTRO

MENORES GEMELOS PLANEARON SECUESTRO

En la cárcel de Menores de Piedecuesta, en el Area Metropolitana de Bucaramanga, fueron internados los menores gemelos que simularon el secuestro de uno de ellos para exigir un rescate de 30 millones de pesos a su propia madre.

21 de junio 1997 , 12:00 a. m.

La información fue confirmada por la Policía, al informar que los jóvenes, de 17 años, están siendo investigados para determinar si detrás de su acción existen otras personas que los estuvieran manipulando.

Los gemelos pusieron en práctica el plan, el pasado 27 de mayo, cuando uno de ellos se despidió de su madre Miryam Campos Vargas para ir al cine. Minutos después, salió el otro joven con el pretexto de ir a jugar baloncesto.

Esa noche, la madre de familia se desesperó al ver avanzar las horas en el reloj y extrañar la ausencia del hijo que partió para el teatro. Inicialmente, se dio a la tarea de llamar a los centros hospitalarios; posteriormente, a las funerarias, hasta que finalmente denunció la desaparición ante la Policía.

Sin embargo, a las 24 horas del pérdida de su hijo, la mujer recibió una llamada telefónica en donde una voz anónima le decía que su hijo estaba secuestrado y le exigía un rescate de 30 millones de pesos.

Entretanto, el otro hijo gemelo consolaba a su mamá y le aconsejaba que hiciera todos los esfuerzos a su alcance para obtener la liberación de su hermano, relataron fuentes del grupo Gaula de la Policía.

Agentes de este organismo antisecuestro interceptaron la líneas de la señora Campos Vargas y se dieron a la tarea de seguir al gemelo libre, quien pese al secuestro de su hermano, permanecía la mayor parte del tiempo por fuera de la casa y sin signos visibles de acongojamiento por el rapto de su consanguíneo.

Fue así como este miércoles, el Gaula llegó hasta una casa del barrio Venecia, al sur de Bucaramanga y encontró al supuesto secuestrado jugando dominó con un amigo. El joven de inmediato confesó que se trataba de un plan hecho con su gemelo.

A los jóvenes se les inició un proceso por extorsión, relataron voceros de la Policía, que advirtieron que si la señora Campos Vargas desiste en denunciar la acción de sus hijos, sin embargo se les adelantará un proceso penal. No se descarta que haya rebaja de penas y que sean sometidos a un tratamiento sicológico.

La Policía investiga si la familia en donde estaba el menor refugiado era conocedora del ilícito o ignoraba lo que estaba pasando. Hasta el momento no existen más detenciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.