DEVOLVERÁN AHORROS DE AVANCEMOS

DEVOLVERÁN AHORROS DE AVANCEMOS

El caso de la cooperativa financiera Avancemos llegará esta semana a manos de la Fiscalía General de la Nación que se encargará de investigar las irregularidades detectadas por el Gobierno en esa institución crediticia y que obligaron a su intervención en marzo pasado.

20 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Las investigaciones de la Fiscalía se centrarán en el papel que jugó el consejo administrativo de la cooperativa en el manejo de los recursos de unos 80.000 ahorradores de la entidad en todo el país representados en cuentas de ahorro (18.000 millones de pesos) y Certificados de Depósito de Ahorro a Término (CDAT) (28.000 millones más).

El proceso investigativo que siguió a la intervención de la entidad solidaria hizo que el delegado especial del Departamento Administrativo Nacional de Cooperativas (Dancoop) en ese caso, Hernando Sarmiento, fuera objeto de amenazas por parte de quienes él califica como personas interesadas en desviar el rumbo de la investigación .

Mientras la Fiscalía adelanta las gestiones que le corresponden en este caso, los ahorradores de Avancemos esperan respuestas en torno a la devolución de su dinero que podría iniciarse en los primeros días de agosto próximo.

El delegado del Dancoop sostiene que luego de haber concluido el análisis contable de Avancemos, se determinó que la entidad no es financieramente viable, por lo que su desaparición está decidida.

Para cumplir con esta tarea se adelantará un proceso de cesión de activos y pasivos de 39 de las 42 oficinas de Avancemos que pasarán a ser controladas por otras cuatro cooperativas: Cooperadores se quedará con 23 oficinas, Coemsaval, con 13; Solidarios, con dos y Cofiandina, con una sucursal. Las tres oficinas restantes se liquidarán o fusionarán con otras sucursales.

Los 80.000 ahorradores de Avancemos recuperarán, a través de esas cuatro cooperativas, el capital que mantenían depositado en la entidad intervenida, sin los intereses correspondientes.

El delegado del Dancoop advierte, además, que aún no se ha determinado si se devuelve el 100 por ciento de los ahorros o apenas una parte de ellos. Esta decisión se tomará en los próximos días.

Las irregularidades De acuerdo con las investigaciones adelantadas, Avancemos venía presentando dificultades temporales de iliquidez desde 1990 y se agravaron con las grandes captaciones realizadas especialmente con empresas y entidades oficiales, con tasas de interés muy elevadas.

Según Dancoop, se pagaban comisiones que, a través de supuestas facturas de transporte y servicios, se utilizaban para cancelar triangulaciones y otorgar créditos a personas y empresas que no pagaban sus deudas.

Los préstamos de mayor cuantía los coordinó directamente la tesorería de Avancemos sin realizar estudios previos para su aprobación. Además, esos créditos fueron desembolsados sin las aprobaciones correspondientes, lo que implica la violación de normas legales y estatutarias. Hubo concentración de préstamos a una misma persona que sobrepasaron el 100 por ciento del capital pagado de la entidad.

Esa es el caso de Rodrigo Bernal, accionista del Centro Comercial Chipichape y mayor deudor de Avancemos con unos 14.000 millones de pesos incluyendo intereses. Sobre estos recursos no se tiene certeza de su recuperación, señala el investigador del Dancoop.

El ex ministro de Comercio Exterior, Morris Harf, es también uno de los beneficiarios con los préstamos de la cooperativa pues Avancemos le otorgó un préstamo por 1.633 millones de pesos a la empresa de su propiedad Atlantic Coal. Su deuda actual asciende a unos 2.000 millones de pesos.

Bernal y Harf le deben en conjunto a Avancemos 16.000 millones de pesos, cifra que representa el 35 por ciento de los recursos depositados en esa entidad por 80.000 ahorradores y que suman 46.000 millones de pesos.

Según un informe de investigación, el margen financiero de Avancemos no era el adecuado por las altas tasas de captación ofrecidas frente a una política inadecuada de préstamos.

Se estableció que la entidad causaba contablemente los intereses de los créditos otorgados, pero en realidad el pago de los mismos nunca ingresaban a la entidad.

En una operación de crédito por 1.020 millones de pesos, la administración de Avancemos recibió en garantía acciones de la compañía de financiamiento comercial La Fortaleza, que fue liquidada por la Superintendencia Bancaria.

Se detectó, además, que una buena parte de la cartera de segundo piso fue aprobada con garantía personal y, según informes de auditoría, con alto riesgo de irrecuperabilidad . Esos recursos sumaban cerca de 7.200 millones de pesos.

Las investigaciones adelantadas por el Dancoop también encontraron en Avancemos las siguientes irregularidades: demasiada burocracia en la dirección general, desfalco en la nómina, lucha de intereses por poder interno y bajo perfil profesional de la organización.

Se detectó, también, la constitución de CDAT sin que el dinero ingresara efectivamente a la entidad.

Todas estas irregularidades llevaron a que se optara por determinar la no viabilidad financiera de Avancemos.

Gota a gota De acuerdo con el agente especial, Hernando Sarmiento, en varias de las sucursales se está adelantando un plan de recuperación de cartera para entregar parte del dinero a los ahorradores afectados.

Sin embargo, los montos que se pueden entregar por el momento son muy limitados y no es raro encontrar largas filas de ahorradores en las sucursales de Avancemos a la espera de que les resuelvan su situación.

El monto importante de recursos se entregará al público a partir de agosto próximo. Eso sí, sin los intereses causados.

Empresas estatales como el Inurbe y algunas alcaldías municipales están en la lista de los 80.000 ahorradores afectados por los malos manejos realizados en la cooperativa Avancemos.

Qué pasa con las pequeñas? El campanazo de alerta sobre la situación de las compañías de financiamiento comercial fue dado por las autoridades financieras el 26 de noviembre del año pasado, cuando mediante resolución 1710 de esa fecha, ordenaron la intervención y liquidación de la Compañía de Financiamiento Comercial La Fortaleza, acosada por problemas económicos.

En este caso se vieron afectados 4.500 ahorradores, a los cuales aún no se les ha respondido por la totalidad del dinero que habían depositado, pues el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin) solo respondía hasta por el 75 por ciento de los primeros diez millones de pesos ahorrados, es decir, 7,5 millones de pesos.

La Fortaleza fue liquidada al no conseguir una financiación por 20 mil millones de pesos que requería para solucionar sus problemas de iliquidez.

Por su parte, la Compañía Financiera del Cauca (Financauca) fue intervenida hace 45 días por la Superintendencia Bancaria, debido a problemas de iliquidez.

Esta semana se conoció la intervención de la compañía de financiamiento comercial especializada en arrendamiento financiero, Leasing Capital, Y contrario a las otras compañías que desaparecieron del mercado, Leasing Capital será puesta en venta para que sea adquirida próximamente por otra entidad financiera.

El director del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin), Francisco Azuero, señaló que ya se comenzó con el período de oferta de la entidad y en los próximos días se definirá el nombre de los nuevos accionistas.

Los nuevos compradores asumirían las responsabilidades con los ahorradores e inversionistas.

El Inurbe también El Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Inurbe) también se encuentra entre los ahorradores que hacen cola para recuperar al menos una parte de los dineros que depositaron en Avancemos.

El Instituto colocó 9.600 millones de pesos de los subsidios para vivienda que se encontraban en trámites de entrega para unos 5.000 beneficiarios.

En un acta de la junta directiva del Inurbe fechada el 14 de abril se estableció que la entidad estaba en proceso de recibir 1.800 millones de pesos de Avancemos y a la espera de que constituyeran garantías por los 7.800 millones de pesos restantes más los intereses.

Para el efecto, se constituiría una fiducia en garantía sobre algunos activos de la entidad financiera, entre los que se contaban acciones de la ciudadela Chipichape en Cali y otros proyectos de vivienda.

Esta oferta aún no se ha cumplido.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.