TURBAY COTE MURIÓ AHOGADO

TURBAY COTE MURIÓ AHOGADO

El ex presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Turbay Cote no fue asesinado por los guerrilleros de las Farc que lo mantuvieron secuestrado durante dos años en el Caquetá, aunque eran los responsables de su integridad física en cautiverio.

19 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Según el dictamen del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, conocido por EL TIEMPO, el dirigente político murió ahogado. Las Farc explicaron que durante un desplazamiento por el río Caguán el 5 de abril último la embarcación en que transportaban al político naufragó junto con varios subversivos que lo custodiaban.

El informe forense de Medicina Legal explica que en el cuerpo del parlamentario se encontró agua en los pulmones (albéolos pulmonares) lo que ocasionó la asfixia que le provocó la muerte.

El protocolo de Medicina Legal en el que se describe detalladamente las causas de la muerte del dirigente político, se encuentra en poder de la Fiscalía en Florencia, que adelanta la investigación por el secuestro y posterior muerte de Turbay Cote.

El cuerpo sin vida de Rodrigo Turbay, explican los resultados de los exámenes, no tenía traumas y no presentaba ningún signo de violencia ni externa, ni interna. Por el contrario, Turbay se encontraba en un estado de salud aceptable. Lo único que mostró fue un cambio en su organismo por el cambio de alimentación a que fue sometido en su cautiverio.

Los médicos también detectaron que Turbay Cote no había consumido licor horas antes de su muerte y que los mínimos niveles de alcohol detectados corresponden a procesos naturales de descomposición del cuerpo humano.

La hora exacta de la muerte del dirigente político no pudo ser establecida, pero el día coincide con la fecha en que naufragó la embarcación que lo transportaba.

Medicina Legal ordenó realizar al cuerpo de Rodrigo Turbay Cote diferentes y detallados exámenes para lograr establecer científicamente las causas que rodearon y provocaron su muerte.

Entre ellos, se hicieron análisis minuciosos de toxicología para descartar, entre otros, cualquier tipo de envenenamiento y exámenes de histopatología, que son los de microscopio.

También se realizaron exámenes de rayos X a la columna cervical y a todo el cuerpo, para detectar hasta el mínimo golpe o fisura en la estructura ósea del cuerpo de la víctima.

Exámenes de dactiloscopia y elaboración de carta dental fueron también realizados para verificar su identidad, que aunque obvia, fue técnicamente constatada.

El naufragio Las Farc informaron por medio de un comunicado el pasado 6 de abril, después de mantener secuestrado a Rodrigo Turbay desde el 16 de junio de 1995, que el parlamentario había perecido tras caer a las aguas del río Caguán cuando era transportado en una canoa que naufragó con varios guerrilleros.

La noche anterior unos guerrilleros de las Farc pidieron a unos campesinos que avisaran a las autoridades de la Inspección de Santa Fe del Caguán y que buscaran el cuerpo del político en el río Caguán.

El Inspector Enoc Enciso y unos pobladores encontraron a las 4 de la tarde del domingo 6 de abril el cuerpo flotando en medio de unos troncos.

Turbay Cote tenía un pantalón gris, camisa azul de cuadros y botas de caucho con una ligas para evitar maltrato en las piernas. Según allegados a la familia, tendría la misma ropa con la que fue secuestrado.

Esa misma tarde salió del municipio de Cartagena del Chaira una comisión a la zona.

El concejal Aníbal Núñez, miembro de la comisión, dijo que fueron interceptados en Santa Fe del Caguán por un hombre de las Farc, que se identificó como El Vallenato .

Según Núñez, el subversivo le manifestó que Turbay iba a ser liberado esa noche en un caserío cercano a la población, pero que la embarcación de madera se estrelló hacia las 7:30 de la noche del sábado cuando salían de la población El Pore.

Las hienas del Caquetá Luego de conocerse la muerte de Rodrigo Turbay Cote, su madre Inés de Turbay aseguró que el autor intelectual del hecho es una hiena que anda suelta en el Caquetá .

Las autoridades, hasta la fecha, han capturado a tres personas sindicadas de participar en el secuestro del dirigente político.

Sin embargo, Inés de Turbay asegura que la verdadera hiena aún no ha sido capturada y que su nombre es mantenido en reserva para no entorpecer la investigación.

Lo que se sabe de él, según Inés de Turbay, es que fue allegado a la familia; que estaba vinculado al turbayismo; que instigó a la Farc para que no liberaran a su hijo; que fue el primero en leer la carta que, desde el cautiverio, le envió Rodrigo a su madre; que posaba de amigo de la familia y que asistió al entierro del representante liberal.

La Fiscalía profirió medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación contra Rodrigo Frascica Méndez, capturado el pasado viernes en Doncello (Caquetá) por el delito de secuestro extorsivo.

Es sindicado de pagar, presuntamente a las Farc, para que mantuviera en cautiverio al ex congresista.

En la misma investigación, fueron capturados Parmenio Mahecha Triana y Eliécer Vargas Collazos, quienes fueron cobijados con igual medida de aseguramiento.

Frascica Méndez y Mahecha Triana fueron trasladados a Bogotá, mientras que Vargas Collazos se encuentra detenido en una guarnición militar en el Caquetá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.