DECEPCIÓN TRAS CUMBRE DE AMSTERDAM

DECEPCIÓN TRAS CUMBRE DE AMSTERDAM

Un mal sabor dejó entre la opinión pública la Cumbre de jefes de Estado de la Unión Europea (UE) que culminó ayer en la madrugada en una carrera contra el reloj.

19 de junio 1997 , 12:00 a. m.

A pesar de que se lograron acuerdos importantes en cuanto a empleo, derecho de asilo, defensa y política exterior, varios líderes expresaron su decepción después de que no se llegara a un acuerdo sobre la reforma de las instituciones de la UE.

No obstante, el primer ministro holandés Wim Kok, cuyo país ejercerá la presidencia rotativa de la UE hasta fines de junio, se declaró satisfecho del contenido del Tratado, rechazando calificar de fracaso la falta de un acuerdo.

La falta de tiempo no permitió reconciliar las posiciones , reconoció durante la conferencia de prensa de clausura, pero destacó que el Tratado contenía un cierto número de instrucciones en materia institucional que entrarán en vigor desde la primera ola de ampliación de la UE.

El canciller alemán Helmut Kohl se refirió a un compromiso razonable (...) No se podía esperar a que cada uno imponga su ideal de Europa, existen demasiados intereses divergentes .

El ex presidente del Parlamento Europeo, el alemán Klaus Haensch (socialdemócrata) estimó que los jefes de Estado y gobierno se habían mostrado timoratos al destacar el tímido avance de las reformas para adaptar la UE a su ampliación.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Hubert Vedrine, reconoció que los resultados de la cumbre sobre la reforma de las instituciones eran inferiores .

El resultado es inferior en este punto, pero es muy alentador sobre el crecimiento y el empleo si ahora se desea utilizar las herramientas que nos hemos dado , dijo el ministro.

El presidente francés Jacques Chirac estimó que el acuerdo concluido era razonable al destacar el compromiso europeo sobre la moneda única.

El primer ministro belga Jean Luc Dehaene se felicitó de ver a la UE tomar una inclinación más social pero lamentó la falta de un acuerdo sobre la reforma de las instituciones. Pienso que Europa se dio una dimensión que se acerca un poco más a los problemas que preocupan al pueblo , añadió.

El primer ministro portugués, el socialista Antonio Guterres, se declaró moderadamente satisfecho al considerar que la cumbre habría podido ir más allá en la integración europea.

Finalmente, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) denunció en Bruselas una Europa minimalista (...) con relación a los puntos principales en juego -dar una respuesta al desempleo, reconciliar la Unión con los ciudades o preparar la ampliación .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.