Secciones
Síguenos en:
VÍA LIBRE AL PARQUE DE HIPOTECHO

VÍA LIBRE AL PARQUE DE HIPOTECHO

El Alcalde Mayor, Juan Martín Caicedo Ferrer, decidió sacar adelante la construcción del parque recreacional donde estuvo Hipotecho. Caicedo descartó así la propuesta de revivir el Hipódromo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

El director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte, Alfonso Prada, informó a la Comisión de Presupuesto del Concejo que se superó el obstáculo jurídico denunciado por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Cundinamarca y en el presupuesto de 1990 se incluirán trescientos millones de pesos para la obra.

El Tribunal rechazó el contrato firmado por el instituto con la Fundación Recreación y Cultura, porque no encontró claros los vínculos ni las razones para que el Distrito le entregara a la mencionada fundación los dineros para construir el parque.

Hubo algún impase mientras se realizó la transmisión de mando en la Fundación, donde Sonia Durán de Infante sucedió a Nohora Puyana de Pastrana, pero ya hay total entendimiento, y se encontró la fórmula para que se haga la inversión, conforme a la ley, y en perfecta cooperación del Distrito y la Fundación.

El Distrito entregó en comodato el parque a la Fundación, lo que le impide cualquier inversión sin contar con la entidad mencionada. Proyecto ambicioso Será el parque más grande de Colombia y el más importante de Latinoamérica en su género. Estará en las antiguas instalaciones del Hipódromo de Techo (Hipotecho), con los más modernos equipos para recrear simultáneamente a más de 45.000 personas.

La Fundación Recreación y Cultura, una entidad privada y sin ánimo de lucro es la encargada de llevar a cabo este proyecto para mejorar la calidad de vida y el tiempo libre en las clases populares.

A comienzos de diciembre se iniciará la construcción, en la que invertirá aproximadamente dos millones de pesos y cinco años de trabajo contínuo.

Pero en un año y medio se inaugurará con sus dos principales atracciones: el estadio de futbol y la piscina con olas.

El primero tendrá una capacidad para diez mil espectadores y contará con pista atlética, camerinos, baños, enfermería, cabinas de transmisión, puestos de venta de comestibles, taquilla y restaurante.

La piscina cubierta de 1.800 metros cuadrados tendrá ocho efectos de olas que la convertirán en la primera en Latinoamérica.

A medida que avancen las obras, se disfrutará de otros aspectos no menos interesantes en las áreas culturales, deportivas, infantiles y de servicios generales.

Uno de ellos es el audiorama. El único sitio en la ciudad al aire libre, pero encerrado en medio de árboles, en donde no habrá ruido. Solo una suave música de fondo, para quienes deseen leer y meditar.

También contarán con una biblioteca, ludoteca, hemeroteca y sala de estudios y de proyecciones. Y una galería de arte para que cualquier artista exhiba sus obras en ese lugar.

Los niños disfrutarán de una ciudad exclusiva para ellos, pero en minuatura. En cada una de las edificaciones desarrollarán actividades especiales: la tienda servirá como cafetería, la escuela como guardería y preescolar; la plaza para desarrollar juegos didácticos; el aeropuerto como pista de aeromodelismo y el hospital para atender casos de primeros auxilios.

Allí se podrá practicar cualquier deporte desde el baloncesto hasta el squash y racketball. Bajo cubierta, por ejemplo, se tendrá un gimnasio con sala de pesas, aeróbicos, sauna, turco. Y seis pistas de bolos, con el fin de ofrecerle el mayor número de posibilidades de hacer ejercicio.

Las personas que deseen pasar unos días en el lugar podrán hospedarse en un albergue con aproximadamente 120 habitaciones o, si lo prefieren, en las zonas de camping.

Para que el parque funcione correctamente se contará con personal capacitado en recreación y mantenimiento. Se pretende que con lo recaudado mensualmente se cubran todos sus gastos y además contribuya con el sostenimiento de las unidades recreativas que también se construyen en los barrios, y que forman parte de las obras que realiza la Fundación para lograr su objetivo de recreación masiva.

Pero eso no implica que las tarifas de entrada sean costosas. Aunque aún no se ha establecido el precio, no será mayor a quinientos pesos por adulto y trecientos pesos por niño. Así los bogotanos podrán disfrutar del parque más grande de Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.