Secciones
Síguenos en:
OTRA VEZ LOS PAROS

OTRA VEZ LOS PAROS

Tras un período de optimismo y de calma, se ha iniciado de nuevo en el país la epidemia de los paros, que tanto daño causan a la economía nacional y a la tranquilidad pública. Se pusieron de moda cuando, al comienzo del gobierno anterior, los estimuló la declaración imprudente de que obedecían a un sentimiento legítimo de inconformidad que las autoridades tenían que aceptar con complacencia o, por lo menos, con resignación. Hoy estallan otra vez por todas partes y, si el Gobierno no actúa con energía para desautorizarlos, muy pronto el país entero acabará inmovilizado por cualquier nimiedad. Es bueno recordar que los paros cívicos están prohibidos, así como resulta indispensable que el Gobierno haga la clara advertencia de que no dialogará con ninguna comunidad ni sobre problema alguno, cuando un paro haya sido decretado y esté en ejecución. La autoridades no pueden actuar bajo la presión de las intimidaciones. Y los paros son una modalidad de la intimidación.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Si esa notificación se hace --y se cumple--, con toda seguridad el manido sistema de bloquear una carretera, movilizar a los campesinos u obligar a las gentes a paralizar sus actividades para lograr determinado propósito, dejará de ser una modalidad indebida del derecho de petición o un pretexto para causarle perturbaciones a la nación.

Porque no cabe duda de que muchos de los paros tienen origen político y los promueven quienes no desean o temen la presencia del Estado en una región. Eso ocurre con aquellos movimientos de ese tipo que piden el retiro del Ejército y de la fuerza pública en determinada área del territorio nacional. Es ingenuo creer que detrás de semejante petición hay motivos lícitos o, por lo menos, sanos.

Por eso es preciso obrar con serenidad, sí, pero sin demoras para neutralizar un fenómeno que empieza a generalizarse en forma preocupante. Y tal vez no por coincidencia, en el mismo momento en que la acción mortífera de las guerrillas también se intensifica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.