Secciones
Síguenos en:
MULTADOS 13 ALMACENES DE VENTAS A PLAZOS

MULTADOS 13 ALMACENES DE VENTAS A PLAZOS

La Superintendencia de Industria y Comercio impuso multas por 105 millones de pesos a trece establecimientos que estaban cobrando tasas de interés demasiado altas por las ventas a plazos. Cada uno de los almacenes, localizados en Bogotá, tendrá que pagar 8.1 millones de pesos, por haber infringido los topes de interés permitidos para este tipo de negocios.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

La resolución también contempla la posibilidad de que quienes compraron su electrodoméstico, televisor, equipo de sonido, o cualquier otro bien en estos lugares, presenten una queja para que se les ajusten sus cuotas a las tasas legales.

Durante diciembre, período en que se realizó la investigación, el interés máximo permitido era de 35.27 por ciento anual, y los establecimientos sancionados cobraban más del 41.98 por ciento.

La Superindustria fija bimestralmente los topes oficiales , con base en la tasa activa del crédito ordinario de libre asignación que certifica la Superintendencia Bancaria.

Este porcentaje es una tasa ponderada de las operaciones activas de crédito del sistema financiero, y se escogió con el fin de que los intereses de las ventas a plazos reflejen lo que está sucediendo en el mercado.

De esta manera, el consumidor se debe beneficiar cuando se presentan reducciones en los intereses, como ha sucedido en los últimos meses.

En la tasa máxima se incluyen tanto los gastos por concepto de estudio del crédito, como los costos administrativos.

Las empresas sancionadas son Eleko, Electro Kennedy, Full Hogar, Surtielectro Hogar, El Reino de los Electrodomésticos, Sola Flor, Promociones y Descuentos, Almacén Cadel, J.G. Duque, Credo Hogar del Restrepo, Electro Amiga, Credi Oriente y Promociones Chapinero.

Si las empresas vuelven a incurrir en irregularidades, se podrían hacer acreedoras a nuevas multas.

Otra práctica contraria a la ley que se detectó, es ofrecer precios diferentes por un producto, dependiendo de si se paga financiado o de contado, haciendo creer al cliente que se puede ganar un descuento.

Según las normas vigentes, el precio base del bien deber ser el mismo en ambos casos.

En el momento, la Superindustria investiga a otras 11 empresas, que se sospecha también cobraron intereses superiores a los permitidos.

La investigación hace parte de un programa de la entidad para controlar los abusos a que son sometidos los consumidores que no están en capacidad de cancelar sus compras de contado.

La campaña se inició en Bogotá, pero se extenderá a las demás ciudades del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.