Secciones
Síguenos en:
LA RECONQUISTA DE LAS ISLAS DEL ROSARIO

LA RECONQUISTA DE LAS ISLAS DEL ROSARIO

Cuenta la historia que cuando llegaron los españoles a conquistar el nuevo mundo quedaron maravillados con la belleza y el esplendor de un conjunto de islas ubicadas en un archipiélago cerca de donde es hoy Cartagena.

Cuenta la historia que cuando llegaron los españoles a conquistar el nuevo mundo quedaron maravillados con la belleza y el esplendor de un conjunto de islas ubicadas en un archipiélago cerca de donde es hoy Cartagena.

Según los historiadores, la Corona Española regaló a algunos nobles particulares de la época que se habían instalado en Cartagena, la posesión de varias de esas islas, islotes y cayos de lo que ahora se conoce como Islas del Rosario y de San Bernardo.

Las posesiones pasaron, durante décadas, de mano en mano entre prestantes familias de Colombia, que las convirtieron en su refugio de veraneo.

Hoy, más de 500 años después de haber sido descubiertas, el Estado intenta recuperarlas del dominio de quienes ahora dicen ser sus legítimos propietarios.

El mecanismo para lograr la reconquista es una acción de cumplimiento que inició la Procuraduría y que pretende que el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora) aplique la ley 160 de 1994 (de reforma agraria) y el decreto 2664 del mismo año, que establecen que las islas, islotes y cayos son propiedad exclusiva de la Nación y que obliga al Incora a recuperarlas para el Estado.

El último censo realizado por el Ministerio del Medio Ambiente en diciembre de 2000, señala que en las Islas del Rosario y de San Bernardo hay 186 construcciones ---entre casas, resort, cabañas, chozas, chalets, espolones y muelles--- que pertenecen a un número similar de personas.

Estas 186 personas respaldan su posesión exhibiendo títulos de propiedad o contratos de compra-venta suscritos con dueños anteriores.

Pero para la Procuraduría las cosas están muy claras: "Estas personas sólo son tenedores de las islas". En consecuencia, si progresa la acción de cumplimiento, los resort, cabañas y demás serían demolidos.

El litigio.

El primer intento para acabar con el problema de la posesión data de 1986 cuando el Incora exigió a estas personas que presentaran títulos de propiedad emitidos antes de 1821. Nadie, sin embargo, pudo acreditar los documentos requeridos.

Esto fue suficiente para que el Instituto declarara que las islas no habían salido del patrimonio nacional.

El archipiélago lo conforman 86 pequeños islotes considerados patrimonio ecológico del país, hoy en peligro por la invasión de particulares que han construido sus casas de recreo en la zona (ver recuadro).

Ser una reserva ecológica es, precisamente, otro de los argumentos del Ministerio Público para que el Estado asuma el control total sobre esos terrenos, considerados bienes baldíos reservados de la Nación.

Según el Código Fiscal de 1912 --explica la Procuraduría-- los bienes baldíos reservados no pueden ser vendidos a particulares ya que son propiedad exclusiva del Estado, contrario a los bienes baldíos normales que sí pueden ser negociados.

Hablan propietarios.

El ex ministro José Vicente Mogollón, poseedor de una de las casas en las Islas del Rosario, manifestó que ellos han pagado las mejoras que hicieron a las propiedades que recibieron como herencia de sus padres.

Si el Gobierno las piensa restituir, primero tendría que pagarle a los propietarios por la inversión y las mejoras que se han realizado a lo largo de estos años , explicó Mogollón.

Comentó que desde 1950, cuando se empezaron a hacer las primeras construcciones, nadie se preocupó por la titulación.

El empresario Carlos Mattos Barrero, otra de las personas que ha hecho construcciones en la isla y quien fue consultado por EL TIEMPO, se abstuvo de hacer comentarios al respecto.

Por su parte, la directora de teatro Fanny Mikey, también poseedora de una casa en el lugar, advirtió: Sinceramente no estaría dispuesta a devolver el espacio porque lo compré legalmente y tengo todos los papeles en regla. Lo mismo que yo hay como 500 familias y estamos dispuestos a hablar todos haber cómo se resuelve este problema .

Tengo título de posesión. Pago impuesto predial y todas las cosas que me dicen que tengo que pagar , manifestó Mikey.

A pesar de que los tenedores han sostenido en su defensa que una de las pruebas que legitiman su propiedad en las islas es que desde hace años pagan impuesto predial al municipio de Cartagena, para la Procuraduría tal hecho no constituye argumento real de posesión.

Daño ecológico.

Pero a los propietarios también se les acusa de violar las leyes de la naturaleza. Estudios del Ministerio del Medio Ambiente advierten que causaron un grave daño ecológico a las islas, porque para hacer las construcciones se taló un alto porcentaje del bosque nativo y de manglar, alterando así el ecosistema.

En las Islas del Rosario y de San Bernardo se encuentran las únicas formaciones coralinas continentales del mundo. Los corales son los que producen el alimento para el mar y son muy sensibles a los cambios ambientales lo cual los puede destruir.

Algunos propietarios --afirma el informe del Ministerio-- rompieron los manglares y los rellenaron con material para que el terreno fuera más amplio. Esto se hizo con el fin de agrandar las islas, para construir sus viviendas .

El constante tránsito de embarcaciones rápidas se convierte en otro agravante. Los expertos sostienen que el ruido de los motores y el oleaje originado por el paso de las máquinas a alta velocidad produjeron daños irreversibles en las formaciones coralinas.

La sanciones.

Todo esto llevó al Ministerio del Medio Ambiente a sancionar a 48 poseedores. A algunos se les impuso multas por 348 millones de pesos. Además, se ordenó la demolición de 25 construcciones, entre casas, espolones, cabañas y muelles.

Se dispuso, también, que las demoliciones se deben hacer manualmente (sin usar dinamita) y sacar los desechos en lanchas especiales y a una baja velocidad.

Sin embargo, a la fecha, ninguna de las sanciones se ha hecho efectiva pues algunas autoridades se niegan a proceder.

Según la Procuraduría, el Ministerio no es una autoridad policial y el caso le corresponde a las autoridades ambientales de Cartagena: la alcaldía, la Dirección Marítima y Fluvial (Dimar) y la Corporación Autónoma del Canal del Dique (Cardique), que a su vez afirman que no son las competentes para ejecutar la acción.

El Incora, por su parte, alega que no ha hecho las recuperaciones porque tiene un presupuesto insuficiente para reconocer las mejoras que han realizado los propietarios.

También sostiene que carece de suficientes abogados para atender los trámites de las investigaciones.

El abogado Carlos Arturo Galán, representante del Incora en la acción de cumplimiento, advierte: "El Instituto no tiene competencia para intervenir e iniciar actuaciones de recuperación por la indebida ocupación de particulares. Esa competencia es del Ministerio del Medio Ambiente .

A su turno, voceros de la Unidad de Parques del Ministerio del Medio Ambiente argumentaron: Un concepto del Consejo de Estado del 28 de mayo de 1998 señala que la facultad de llevar a cabo la recuperación de esos bienes corresponde al Incora .

Estas negativas llevaron a que la acción de cumplimiento se enviara, para su estudio, al Tribunal de Cundinamarca que le solicitó a su similar de Bolívar que haga una inspección judicial para que compruebe si en realidad las construcciones tienen autorizaciones y si no alteran el medio ambiente.

Por ahora, la Unidad de Parques del Ministerio del Medio Ambiente ordenó que ningún propietario podrá construir o remodelar viviendas en las Islas.

La importancia del archipiélago.

En vista de las grandes riquezas de coral de las Islas del Rosario, el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, las declaró Parque Nacional Marino mediante la resolución 165 de junio de 1977.

Esta reserva conocida como Parque Nacional Natural los Corales del Rosario y de San Bernardo tiene un área de 120 mil hectáreas marinas.

Los arrecifes de coral están entre los ecosistemas más ricos en vida marina del planeta. Cerca de 3 mil especies pueden convivir en un solo arrecife, y la variedad de peces en ellos es 100 veces mayor que el promedio en cualquier océano.

Albergan la cuarta parte de todas las especies marinas y son responsables del abastecimiento del 12 por ciento de los alimentos que provienen del mar. Además, protegen las playas contra las tormentas y la erosión provocada por las olas.

Según el Ministerio del Medio Ambiente, el 10 por ciento de los arrecifes de la Tierra está muerto y otro 30 por ciento podría morir en las próximas décadas.

Las Islas del Rosario están conformadas por grandes plantaciones de manglar y bosque nativo, donde se conservan todavía los árboles de chonta, materia prima en la fabricación de maracas.

Además, existen frondosos árboles de majagua, totumo, higuito y guásimo, típicos de los bosques cálidos.

Dentro de este complejo se encuentra Isla Grande, la de mayor extensión, con 200 hectáreas, donde existen tres ecosistemas diferentes: lagunas costeras e interiores, los manglares y los bosques secos tropicales.

Este paradisiaco lugar es el sitio de descanso de aves migratorias como la tanga y el pato barraquete.

Sin embargo, el Ministerio del Medio Ambiente explicó que, ante el avance de la civilización, varias aves que habitan en la zona han desaparecido, al igual que por lo menos cinco variedades de peces.

Los ocupantes de las Islas.

Estos son algunos de los poseedores de islas del archipiélago del Rosario según la Unidad de Parques del Ministerio del Medio Ambiente de Bolívar. Aunque EL TIEMPO sabe de otros nombres, estos no fueron oficialmente suministrados:.

Isla Bonaire: Rodrigo Puente.

Isla Caguamo: Piero Pacini.

Isla Pirata: Herederos Roberto Lemaitre, Antonio Fuentes y Ramón del Castillo.

Isla Latifundio-Minifundio: Darío Sierra.

San Martín de Pajarales: Oceanario (Rafael Vieira).

San Juan de Pajarales: Una casa de un celador.

Isla Family: Gabriel Camargo.

Isla Gigi: Enrique Pacheco.

Isla María del Mar: Victor Porto.

Isla Kaloha: Luis Humberto Ferro.

Isla San Antonio de Pajarales: Seguros Skandia.

Isla Majayura: Armando Devia Moncaleano.

Isla Periquito: Miguel de Germán Ribón.

Isla Naval: Armada Nacional.

Isla No te vendo: Nicolás Uribe.

Isla Gloria: Alfonso Vargas.

Isla Macabí: Efraín Bravo.

Isla San Quintín: Macci.

Isla Perra: Eduardo Robayo.

Isla Pavitos: Hermanos Mejía Flórez.

Isla Casablanca: Carlos Urdaneta.

Isla El Tambito: Carlos N.N.

Isla Isleta: Luis Gabriel Cano Isaza.

Isla Tesoro: Armada Nacional (Hace parte del Parque).

Isla Isleta: Iván Salazar, Tomás Bravo, Luzbin Landazabal, Luis Gabriel Cano.

Isla El Peñón: Jorge Mattos.

Isla Grande: Algunos de los propietarios son Héctor Aguilar, Simón Betar, Luis Lobo, Adriana Cruz, Mauron Vergel, Carlos Náder, Huber Veller, Eduardo Pardo, Luis Pinto, José Simanca, José María García, Vladimir Mosquera, Humberto Rodríguez, Gerardo Rumié, Leopoldo Ordóñez, Amín Díaz, Hotel Santa Clara, Reynaldo Martínez, Mario Siony, Alberto Islevy, Alvaro Navia, Fanny Mikey, José Vicente Mogollón.

En San Bernardo algunos de los ocupantes de las islas son:.

Isla Tintipán: Ignacio Benedetti, Gustavo Piquero, Carlos Londoño, Jorge Pretelt, Jesús López, Alejandro Moreno, Norman Arias, Michael Arnaut, Juan Vieco, Jaime Rueda, Adriana Ruiz, Giorgio Brichetti, Nayibe Mejía, Victor Vargas, Carlos Camero, Carolina Bernal, Michael Cuartas, Jaime Pineda, Humberto Grisales, Felix Barrios, Helena de Hoyos, Tito Bar, Jesús Londoño, Luz María Orozco, Juan Camilo Londoño, Darío Cárdenas, Alfredo José Franco, Rogelio Fuentes, Peter Hannaford, Sr. Klauss, Alfredo Lacouture, Alfredo Lavalle, Alfonso Lizarazo, Arturo Mesa y Hernán Alvarez.

Isla Panda: Casas de pescadores y de Hector Cárdenas.

Isla Múcura: Jairo Alzate, Pedro Blanco, Josefina Barbosa, Jaime Botero.

Isla Islote: Victor Morelo de la Hoz, Eder Martínez, Helena de Hoyos, Juan Guillermo Berrick.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.