EXPECTATIVA:

15 de junio 1997 , 12:00 a. m.

El país está pendiente hoy de la entrega de los soldados y marinos secuestrados por la guerrilla. Hasta ahora todo va bien. Y la jornada de hoy puede ser el comienzo de un hecho fundamental para ver si, por fin, la paz se consigue en una región colombiana que tánto ha sufrido por los desmanes guerrilleros. Abrigamos una pequeña esperanza de que la entrega de los secuestrados comience a abrir un camino ancho para la paz.

La hemos buscado tanto tiempo, que esta debe ser la recompensa justa y necesaria para un país que ha sufrido, y de qué forma, los embates violentos de los alzados en armas. Si todo sale bien y se logra un principio pacificador, 1997 podría convertirse en un año histórico para Colombia. Pero todo ello forma parte de esa esperanza que tánto hemos acariciado en los años anteriores.

Cuando transcurra el final del secuestro, comentaremos los hechos más a fondo. Por ahora limitémonos a desear que todo concluya tranquila y exitosamente, y que como un buen regalo a Padres en este su día, los hijos retornen al seno del hogar con salud, con esperanza y con fe.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.