LOS GAYS BUSCAN ESPACIO POLÍTICO

LOS GAYS BUSCAN ESPACIO POLÍTICO

Luego de algunos años de estar apoyando al padre Bernardo Hoyos y de estar liderando campañas en defensa de los negocios nocturnos, Pedro Assad Fayad Charry, un gay de 41 años que lleva 12 viviendo en Barranquilla, decidió lanzarse como candidato al Concejo Distrital.

15 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Es una idea que comentaba con sus amistades y su propia clientela del club nocturno Baco , conformada básicamente por homosexuales. Tú puedes liderar algo -le decían-. Lidera un movimiento para que los gay ganemos espacio político . Eso lo llevó a conformar el Movimiento Integral que, como él mismo lo dice, va con todo y con full seriedad .

El descontento de los gay de Barranquilla había crecido luego de las dificultades que encontraron cuando expresaron su deseo de participar activamente en la tradicional Batalla de Flores de los carnavales más recientes. El permiso les fue concedido, pero estuvo precedido de un ambiente de rechazo por parte de algunos sectores. El arzobispo nos dijo que nosotros no somos hijos de Dios , recuerda Fayad.

Entonces me puse a pensar -continúa- que soy parte de la naturaleza, soy hijo de Dios, parte de la sociedad. Me parece ridículo que se nos vaya a desconocer que somos hijos de Dios, cuando todavía no se ha comprobado si el ser gay es una enfermedad, o si es algo voluntario, o si nace con la persona .

Sin embargo, Fayad no se atrevió a pretender directamente la Alcaldía. Cualquiera que se meta a competir con el padre Bernardo Hoyos sabe que va a perder tiempo y dinero. El campo ahí es como más complejo .

Su verdadera aspiración es dejar sentado y organizado en Barranquilla y la Costa un movimiento gay; después, tratar de organizar uno a nivel nacional, para luego saltar al nivel latinoamericano. Es que hay muchas partes donde los movimientos gay están acéfalos, y donde las personas necesitan una orientación .

Fayad aún no ha definido quiénes lo acompañarán en su lista al Concejo. Tiene un número presupuestado de votos, pero no se atreve a decirlo para guardar sus ases. Entre los amigos míos gay me dicen que van a votar a ver si cambian las vainas. O sea, que de pronto estamos esperando una votación, pero se nos puede dar otra. Hay mucha gente que de pronto está cansada de ver siempre lo mismo .

La candidatura de Fayad apenas se está conociendo en Barranquilla. En algunos muros de la parte de la ciudad están apareciendo carteles publicitarios. Gay vota gay , Trabajadora sexual, te invitamos a cedularte , rezan los carteles. Sin embargo, la gente percibe esa aspiración de muy diversas maneras.

Miguel Fábregas, laboratorista, asegura que una candidatura de estas características no representa ninguna garantía para la ciudad y hay algo que le preocupa: si ahora, cuando se sienten perseguidos, los homosexuales presentan espectáculos inmorales en las calles, qué tal será cuando tengan a un concejal, el apoyo de otro grupo de concejales, y a un alcalde de su lado? Qué ejemplo puede ser para la niñez -pregunta Fábregas- ver a dos hombres besándose en la calle 72? Cosa distinta piensa Gladys de Puentes, ama de casa y cristiana practicante. Si Fayad quiere rescatar algo de los gay y organizarlos, pues me parece bien. Todos tienen derecho de lanzarse. Lo que yo veo es que una cosa como esa no tiene acogida en Barranquilla .

El taxista Ovidio Cárdenas tiene su propia opinión: todos los gremios tienen derecho a contar con un representante en las corporaciones legislativas -dice-. No ve cómo un senador minusválido ha sacado adelante partidas para los discapacitados? Para Miguel Arias Viadero, contador público, un concejal que trabaje por los gay no representa ninguna ventaja para la ciudad, porque hay asuntos más importantes que atender -como los servicios públicos, la seguridad y los beneficios tributarios-, que involucran a todos los barranquilleros. Lo primordial es la recuperación de Barranquilla --sostiene-. Hoy, ningún concejal habla de bajar los impuestos .

Katherine Camacho, visitadora médica, dice que la sola idea de que haya en el Concejo Distrital un defensor de la causa gay es sencillamente horrible. El -Fayad- habla de que los gay también son hijos de Dios, pero lo cierto es que Dios no comparte esas conductas. Dios nos hizo varón o hembra, pero no un ser intermedio .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.