MAGNATE EN LECTURAS :

MAGNATE EN LECTURAS :

14 de junio 1997 , 12:00 a. m.

George Soros no requeriría presentación entre los expertos. Sinembargo, vale decir que semejante personaje es nada menos que el financista multimillonario que hizo su fortuna fabulosa en el mercado cambiario, y entre otras arrodilló la Libra Esterlina con utilidades sin antecedente, en una ofensiva especulativa célebre en el llamado jueves negro de septiembre del 92. Soros acaba de publicar en Atlantic Monthly un artículo que ha despertado a la vez sorpresa y controversia en los medios académicos y políticos mundiales. Nacido en Hungría, educado en la London School, ahora nacionalizado en E. U., autor de varios libros, cabeza de una fundación para el estímulo de la sociedad abierta con sede en 30 países. El magnate Soros señala en La amenaza capitalista los riesgos que, en su criterio, representa para la democracia la delegación sin control de las decisiones sociales a las fuerzas económicas.

Esta opinión por lo pronto merece atención por venir de quien viene, pero también por los argumentos de alguien que conoció primero el nazismo, luego el comunismo y el mercado en su modalidad más descarnada. El artículo en cuestión fue cedido a Lecturas Dominicales por la Fundación de señor Soros en Nueva York y aparecerá en la edición de mañana, no integralmente debido a su gran extensión, pero sí en su parte más pertinente. Es lectura recomendable no solo para los medios especializados sino para el lector en general.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.