ASESINOS EN SERIE, VUELVE EL TERROR

ASESINOS EN SERIE, VUELVE EL TERROR

Los expertos los definen como personas altamente inestables, sádicos por naturaleza, con profundos traumas sexuales, en su mayoría hombres de raza blanca entre los 20 y los treinta años, y capaces de gozar con el canibalismo y la necrofilia: se llaman asesinos en serie y hoy han vuelto a la primeras planas de Bélgica, Estados Unidos y Argentina, donde están sembrando el terror con sus espeluznantes crímenes.

15 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Mortalmente célebres desde la aparición de la leyenda de Jack el Destripador en Londres en 1888, estos personajes, objeto de múltiples novelas y películas, son en la realidad muy diferentes a la imagen de hombre-monstruo que se suele tener de ellos.

Según John Douglas, experto del FBI que durante 25 años se dedicó a su estudio y persecución, los asesinos en serie no son, por lo general, criminales con antecedentes sino más bien ciudadanos comunes y corrientes en su apariencia exterior. El asesino en serie puede ser ese amable vecino bien vestido que siempre saluda a los niños y paga puntualmente sus impuestos. Un hombre de conducta aparentemente normal que lo hace invisible para la Policía hasta el día en que es sorprendido y todo el mundo se lleva las manos a la cabeza diciendo no puede ser .

Estos son los últimos tres casos que aterrorizan al mundo.

El Carnicero de Mons En la ultracivilizada y apacible Bélgica, corazón político de la Unión Europea, se vive por estos días una gran pesadilla. Desde el pasado 22 de marzo, un asesino anónimo tiene sumido en el terror la región de Mons, al sur del país, esparciendo bolsas de basura repletas de extremidades humanas.

Los hallazgos contabilizados hasta hora suman 40 pedazos de cuerpos, lo que lleva a los expertos de medicina legal a contabilizar un mínimo de 6 víctimas, pero ninguna de ellas identificada aún pues el asesino mezcla en cada macabra entrega pedazos de diferentes cadáveres. Y un detalle más: cada una de las bolsas ha sido encontrada en lugares de evocador y simbólico nombre: riachuelo El Odio y su afluente El Miedo ; camino de La Inquietud y Camino de San Symphorien, un mártir de la Iglesia que fue decapitado.

La prensa belga lo bautizó el carnicero de Mons , y según el perfil sicológico se trata de un hombre solitario y asiduo de los bares de estación de tren con alguna historia trágica en su pasado, o un ególatra venido a menos que obtiene placer al poner en jaque a las autoridades.

La única pista sólida hasta el momento son las bolsas de basura: unas con el logo de un supermercado y otras compradas en un almacén de rebajas, en donde las empleadas creyeron reconocer a dos clientes con los retratos-robot hechos por la policía. Se esperan, sin duda, nuevas entregas , y sobre todo se espera que en su megalomanía, el descuartizador termine por cometer algún error.

El terror de la ruta Cuando hace un mes apareció en Mechongué, en cercanías al balneario de Mar del Plata, el cadáver de una mujer joven totalmente desnuda y sin el brazo izquierdo, vino a la memoria de la Policía Federal de este país la muerte de otras tres mujeres cuyos decesos tenían características similares.

Todas eran prostitutas, sus cuerpos, encontrados en la misma zona, fueron hallados desnudos y en avanzado estado de descomposición, habían sido estranguladas, les faltaba un miembro del cuerpo y habían sido dejadas al borde de la carretera (de allí su nombre: el terror de la ruta).

Aunque hasta el momento las autoridades no han dado con pistas que puedan conducir a la solución del misterioso caso, especulan que se trata de una misma persona cuya profesión sería la de cirujano o carnicero dada la naturaleza perfecta de los cortes.

La policía ha desplegado a mujeres agentes que, vestidas de civil, deambulan por la zona en busca de personas sospechosas. Sin embargo hasta el momento el asesino no ha mordido el anzuelo.

El viajero A diferencia de los casos anteriores, este asesino en serie tiene nombre propio. Se llama Phillip Cunanan, es natural de San Diego, California, tiene 27 años, es considerado atractivo y su madre lo describe como un prostituto homosexual de clase alta .

La carrera de Cunanan, ha sido meteórica. En menos de un mes a asesinado a cuatro personas a lo largo de costa este de E.U. Sus víctimas, todos homosexuales, fueron brutalmente golpeados, cortados con bisturí y envueltos en bolsas plásticas.

El primer caso se registro en Chicago donde asesinó a un corredor de fina raíz. Luego dos más en Minneapolis y el último en New Jersey, en el estado de Nueva York.

A pesar de conocer su identidad, la Policía hasta el momento no ha podido dar con su paradero y se piensa que huyó a Canadá.

La noticia tiene aterrada a la comunidad gay que, a través de Internet, ha difundido su fotografía con la esperanza de una pronta captura.

Personajes de Hollywood Las historias de los asesinos en serie, algunas verídicas, otras ficticias, han sido llevadas a la pantalla grande en múltiples ocasiones y también han sido, por años, objeto de novelas, estudios científicos, sociológicos y sicológicos.

Inclusive existe una rama específica de la investigación Policial que se dedica exclusivamente ha estudiar la mente de estos tenebrosos personajes.

De las últimas películas sobre el género se destaca El Silencio de los Inocentes en donde Anthony Hopkins interpreta a Aníbal el Caníbal (un asesino en serie de ficción), personaje que le valió el Oscar de la Academia como mejor actor secundario. También Copy Cat , cinta protagonizada por Sigourney Weaver El monstruo de los Andes Pedro Nel López, un colombiano acusado de haber cometido cerca de 300 asesinatos en Colombia, Ecuador y Perú, tiene el récord entre todos los asesinos en serie que han aparecido en la humanidad.

Hijo de una prostituta que a los ocho años lo sacó de la casa por violar a su pequeña hermana, creció entre un grupo de pedófilos que lo involucraron en el mundo del crimen hasta el punto de que a sus 18 años ya había cometido tres asesinatos.

Pero este fue solo el comienzo, después de haber hecho de las suyas en Colombia, pasó a Perú donde mató cruelmente a más de 100 jovencitas y luego a Ecuador donde según las autoridades tenía un promedio de tres asesinatos por semana. Según dijo a la policía cuando lo capturaron, disfrutaba más asesinando a las ecuatorianas al encontrarlas más gentiles y más inocentes .

López, conocido como El Monstruo de los Andes , tenía una obsesión por las niñas entre seis y nueve años a las que violaba, mataba y luego enterraba.

El monstruo fue capturado por la policía en 1980 al verse involucrado en un crimen. Sin embargo, él por iniciativa propia hizo un recuento a las autoridades sobre todos los asesinatos que había cometido, algo que un principio fue difícil de creer, pero que partir de una serie de investigaciones se pudo comprobar que este hombre, que decía ser un en enviado divino de Dios y que al violar y asesinar lograba entregar las almas al cielo era el mayor asesino en serie que haya existido jamás.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.