VENEZOLANOS EN NUEVA YORK, LOS BALSEROS DEL AIRE

VENEZOLANOS EN NUEVA YORK, LOS BALSEROS DEL AIRE

En la esquina de Northern Boulevard y la calle 81, en Queens, Luis Román estacionó el auto que durante los últimos cuatro meses ha usado para trabajar como taxista en la empresa Golden Car Service. Eran las 10 de la noche y hacía frío. En esta ciudad hay que trabajar muy duro , dijo Román mientras esperaba su turno para salir a recoger el próximo pasajero.

15 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Román es parte de la comunidad de venezolanos que ha llegado a la ciudad de Nueva York como resultado de la crisis económica por la que atraviesa esa nación latinoamericana. Su presencia como comunidad es aún muy reducida, aunque ya comenzó a experimentar las vicisitudes por las que han pasado otras comunidades latinas.

Nueva York tiene una población de siete millones, dos millones son de origen latino, y entre 10 y 15 mil son venezolanos.

Como Román, muchos venezolanos llegaron a Nueva York a buscar un mejor futuro. Según la Oficina de Planeación de esta ciudad, en los últimos cinco años han ingresado ala gran manzana 1.200 venezolanos con visa de residente y no se sabe cuántos ingresaron como turistas y decidieron quedarse.

En los últimos dos años ha habido un éxodo de venezolanos y muchos están llegando a Nueva York , dijo Chely DePablos, curadora de arte y activista venezolana que llegó a esta ciudad en 1980.

DePablos fue la fundadora del Venezuelan American Cultural Association (Vaca), organismo sin ánimo de lucro que se creó en 1992 para fomentar la solidaridad y la cultura entre los venezolanos de esta ciudad. Pero Vaca dejó de existir en octubre del año pasado debido a rivalidades entre sus miembros , dijo Leopoldo Reyna, el último presidente de su junta directiva.

Nino Perdomo, primer presidente de Vaca, considera que la comunidad de venezolanos en Nueva York está creciendo muy rápido y no hay organizaciones comunitarias para orientar a estos nuevos inmigrantes. Todas las semanas llegan familias de distintas partes de Venezuela, sobre todo jóvenes profesionales y personas de estratos sociales bajos, de la parte este de Caracas y de las provincias .

En los dos años que existió Vaca, su directiva realizó varios actos culturales, pic-nics y lecturas, y además produjo el periódico El Correo de Hudson. DePablos habla con nostalgia de esta época, aunque no se da por vencida. Está trabajando en la creación de otra organización comunitaria, la Fundación Venezuela.

DePablos dijo que aparte del Consulado en Nueva York, los venezolanos no tenemos ninguna institución que nos unifique . Vicente Carrillo-Batalla, cónsul general de Venezuela en esta ciudad, dijo que el número de venezolanos en Nueva York si está aumentando, pero no podemos exagerar .

En medio de las banderas de Estados Unidos y Venezuela, y con la imagen del Libertador Simón Bolívar a su espalda, Carrillo-Batalla se refirió a la crisis de su país y fue muy optimista: La situación está mejorando debido a los correctivos que está implementando el presidente Rafael Caldera .

Sin embargo, no todos los venezolanos que residen en Nueva York comparten la opinión del cónsul. Venezuela está viviendo una terrible situación económica , dijo Rómulo Lazarde en su escuela de música ubicada en la avenida Roosevelt y la calle 88, en Queens. Han sido cuatro décadas de corrupción política donde el pueblo fue indiferente, y ahora quieren arreglarlo todo de la noche a la mañana .

Lisett González, periodista venezolana, dijo que los políticos y los industriales han desangrado a Venezuela , y que por eso a muchos de sus compatriotas no les queda otra opción diferente a quedarse en Estados Unidos como indocumentados. En Miami y Nueva York dijo nos llaman los balseros del aire , porque llegamos de aeropuerto a aeropuerto .

Bonanza a pique Pero ya comenzaron a limitar el otorgamiento de visas a venezolanos que desean ingresar a esta nación.

Es cierto que los venezolanos no emigraban debido a la bonanza petrolera y a que son una población pequeña, pero ahora se han dado cuenta de que no todos son ricos y que tienen que trabajar , dijo Fabio Fernández, gerente general del Banco Mercantil en Nueva York y vicepresidente ejecutivo de Venezuelan American Association, un organismo creado en 1936 para promover el intercambio económico con Estados Unidos.

El abogado y asesor financiero Germán Rivero-Zerpa, ejecutivo de Dean Witter Reynolds en Nueva York, aseguró que las políticas económicas que aislaron a Venezuela del escenario internacional entre 1993 y 1996, hundieron a su población en la peor crisis de su historia democrática. Muchos profesionales jóvenes como yo, tenemos que pasar en Nueva York el trago amargo de la crisis venezolana .

Así como Germán Rivero-Zerpa y su familia se están adaptando a un nuevo estilo de vida y hablan con nostalgia de su patria, miles de venezolanos no saben si algún día regresarán a vivir a Venezuela.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.