EL ECOPARQUE DE LA BANDERA COBRA VIDA

EL ECOPARQUE DE LA BANDERA COBRA VIDA

La administración municipal prometió para este año 500 millones de pesos para obras del ecoparque que tendrá zonas de ciclomontañismo y bosque tropical. Preocupa la inseguridad del cerro, por lo cual las autoridades ambientales pidieron a la Policía destinar agentes en forma permanente. Parafraseando el título del libro del escritor alemán Thomas Mann, el cerro de La Bandera podría ser toda una Montaña mágica.

13 de febrero 1997 , 12:00 a.m.

Y es que después de 30 años de explotar carbón en sus entrañas, las 81 hectáreas del cerro dejan atrás cárcavas y suelos erosionados, para dar paso a una capa verde, reservorios de agua, lago, senderos para caminantes y terrenos para investigaciones y aplicaciones de tecnologías.

La idea de convertir el cerro en un ecoparque, que nació en mayo de 1995, por parte de Angela Cuevas de Dolmestch, apoyada por la Alcaldía de Cali y otras instituciones de la ciudad, ya está dando sus frutos.

Este cerro, donde a diario los deportistas realizan cabriolas para llegar a su cima, comienza a cambiar de cara. En septiembre de 1996 se consolidó el proyecto del ecoparque mediante convenios interinstitucionales y después de cuatro meses el cerro puede mostrar el avance de obras de recreación y de ecología.

El coordinador de la Fundación del ecoparque, Manuel Solarte, dijo que esa entidad y la Alcaldía han invertido 450 millones de pesos y para este año el secretario de Hacienda del municipio, Luis Alberto Gómez, prometió 500 millones de pesos, 120 millones serán utilizados en la reforestación de 66 hectáreas.

Según Solarte, la administración municipal comprará este año 35 hectáreas que pertenecen a terrenos aledaños al cerro de La Bandera, como son La Cascada y el campamento de Chidral. Además de haberse construido cuatro kilómetros de vías está proyectado el asfalto para la vía perimetral del cerro.

Solarte informó que la apertura de este ecoparque, que tendrá una plazoleta, depende de la decisión del alcalde Mauricio Guzmán Cuevas. A instancias de EL TIEMPO-Cali Valle el mandatario local dijo que es posible que la inauguración sea en junio próximo.

Uno de los problemas que no tiene solución hasta el momento es la inseguridad, no obstante que la Policía ha destinado dos carabineros, pero estos no hacen presencia a diario en el cerro, lo que obligó a cambiar la caseta de vigilancia hacia la cima y a la contratación de dos vigilantes durante 24 horas , afirmó Solarte.

Estos proyectos se vienen haciendo con la participación de las comunas 18, 19 y 20, ya que los objetivos del ecoparque es convertirse en un centro de educación ambiental para los caleños y que éstos se apropien del cerro.

En visitas organizadas por la Fundación, líderes de la comuna 18 llevaron hasta el cerro a 45 de sus habitantes. También se han realizado salidas de campo con docentes de 8 colegios y estudiantes que han ayudado a sembrar árboles. Las organizaciones comunales y ecológicas del entorno del cerro comenzaron a mirar hacia el cerro, que aunque se ve erosionado ya comienza a reverdecer y muy pronto tendrá un sendero para deportistas, gimnasios al aire libre. zona para ciclomontañismo, un camino para caballos, miradores, área de pesca deportiva y un bosque tropical y xerofítico ( tunas y pencas). La montaña cobra vida.

Investigan los suelos Entre los proyectos de investigación científica del ecoparque está el estudio del cubrimiento de suelos con pastos, con el propósito de controlar la erosión, carecterística del cerro de La Bandera.

El ingeniero agrícola Humberto Ayala, quien dirige el estudio, informó que el tratamiento de los suelos erosionados del cerro comenzó el pasado 7 de enero, en 15 parcelas de 50 metros cuadrados cada una, en donde sembraron herbáceas (pastos y gramíneas) que tienen rápido crecimiento.

Según Ayala, se experimenta con pastos como la braxhiaria y leguminosas como el kudzu, excelentes para terrenos pendientes. Desde enero se nivelaron los terrenos, se les agregó estiércol de gallina y fertilizantes. Luego se humedecieron hasta formar una capa de barro y se cubrieron con una malla para protegerlos , dijo el científico.

Posteriormente se sembraron las semillas de los pastos y según el científico, hasta ahora ha dado resultado porque no se han rodado y han germinado muy bien.

Esta investigación que durará ocho meses, tiene como objetivo revalidar esta tecnología y aplicarla en los cerros de Cali para la recuperación de las cárcavas.

Obras en marcha del ecoparque - Construcción de 4 kilómetros de caminos de 1,50 metros de ancho.

- Adecuación de 800 metros cuadrados de terreno para el vivero, con tres semilleros.

- Las cárcavas fueron intervenidas con trinchos y zanjas de conducción en la parte sur del cerro y se sembraron especies menores.

- En la zona oriental se cerraron las bocaminas y se hizo un terraceo. En estos sectores sembraron 300 especies menores como pastos, helechos, maracuyá y limoncillo.

- En la zona sur arborizaron cuatro hectáreas y se inicio el palmeto con 210 especies.

- Construcción de la casa de investigaciones, una cabaña de vigilancia y un lago.

- Inventario de aves y flora. El ecoparque tiene 60 especies de pájaros y 171 de flora.

- Construcción de 500 trinchos y dos reservorios de agua en la vertiente del nacimiento del Valle Perdido y otro en la parte oriental del cerro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.