LOS 33 MINUTOS DE MORANTES

LOS 33 MINUTOS DE MORANTES

Solo jugó 33 minutos y fueron suficientes para cambiarle la cara a una Colombia que estaba en estado terminal.

14 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Su aporte no alcanzó para empatar el juego. Sin embargo, su camiseta 22 disimuló un poco la ausencia de la 10 de Carlos Valderrama y que ayer lució Edison Mafla, a quien sustituyó. La ausencia de la 10 en Colombia fue absoluta.

Néider Morantes entró, puso a jugar a Colombia al toque, al asocio y la dejó en la puerta del empate. Pero los de arriba no le ayudaron. Fue simple, porque el buen fútbol es así; la mayoría de las veces fue práctico, porque así es el buen fútbol; fue pícaro, gambeteador. Morantes fue el mejor hombre de Colombia ayer en la derrota con México.

Este es el balance individual de los colombianos: Mondragón: En el primer gol no pudo hacer nada frente al taponazo del mono Luis Hernández. En el segundo, el mono lo fusiló con un cabezazo. La pelota alcanzó a golpearlo, pero el gol fue inevitable. Cinco.

Santa: Voluntarioso, correlón, con ganas de colaborar en ataque. En el primer tiempo estuvo tan mal como el resto de sus compañeros. Cinco.

Bermúdez: El capitán estuvo comprometido en la jugada del primer gol. De resto estuvo bien cuando fue exigido. Cinco.

Asprilla: Fatal en el primer tiempo. No le vio una a Luis Hernández, su hombre, el autor de los dos goles. En el segundo tiempo le tomó la medida, pero ya fue tarde. Cuatro.

Moreno: En el primer tiempo ni se vio. En el segundo fue un atacante más, pero estuvo atropellado a la hora de entrar a las 18. Cinco.

Cabrera: No se notó. Jugando en el puesto que actúa en al América, sólo cayó 2 veces a posición de gol. Pegó un poco. Cuatro.

Pérez: El mejor del trío de volantes de recuperación. En los primeros 45 minutos quiso empujar. En el segundo fue el mismo incansable jugador del torneo colombiano. Tuvo que ver en el primer gol. Cinco.

Gaviria: Mal. Fue amonestado. Ni quitó ni ayudó. Fue relevado por Bonilla para comenzar la segunda etapa. Cuatro.

Mafla: Anoche le quedó grande remplazar a Valderrama. Solo un tiro libre y otro disparo. Muy poco para el 10 de Colombia. Cuatro.

Ricard: El gol lo salva. Luchó y chocó todo el partido, pero estuvo negado en el remate franco. Perdió la puntería. Cinco.

Aristizábal: Otra vez el delantero sin gol con la camiseta de Colombia. Se asoció bien, pero no la metió. Cinco.

Bonilla: Entró por Carepa en el primer minuto del segundo tiempo, pero su aporte fue escaso. Se enredó, tocó mal y terminó en el piso. Cuatro.

Morantes: Disimuló la ausencia de Valderrama y dejó al equipo a punto del empate. Siete.

ASI OCURRIO VARIAS VECES. Hámilton Ricard estuvo frente a la portería de México, pero no la metió. Aquí, Zúñiga se interpuso y se ahogó el grito de gol.

Felipe Caicedo / Enviado Especial de EL TIEMPO El volante brilló frente a los mexicanos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.