Secciones
Síguenos en:
FUEGO EN SAMACÁ Y DUITAMA

FUEGO EN SAMACÁ Y DUITAMA

Mientras que en Villa de Leiva el Comité de Emergencia y un grupo de expertos empezaban a elaborar un inventario de los daños ocasionados en el parque natural San Pedro de Iguaque, por un incendio que consumió cerca de mil hectáreas, otros dos continuaban en zonas rurales de Samacá y Duitama. La situación más grave se vivió ayer en el sitio Loma Redonda, vereda Casablanca, a 13 kilómetros del casco urbano de Samacá. Allí, según el alcalde, Jorge Enrique Sánchez, el incendio, que comenzó el lunes cerca de la represa de Gachaneca, ha destruido aproximadamente trescientas hectáreas de bosque y consumido cerca de cien mil pinos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

El gerente regional del Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente (Inderena), Libardo Riaño, dijo que las llamas alcanzaron a ser controladas hacia las 3 de la mañana del martes, pero debido a los fuerte vientos horas después se reactivaron.

Anoche, doscientas personas, entre voluntarios, miembros de la Defensa Civil, alumnos de la Escuela de Policía Rafael Reyes y trabajadores de la Empresa Acerías Paz de Río hacían esfuerzos por contener el fuego.

Las autoridades de Samacá no han descartado que manos criminales hayan provocado este nuevo incendio.

Entre tanto, varias cuadrillas de voluntarios y alumnos de la Escuela de Policía Rafael Reyes intentaban dominar un tercer incendio que se originó ayer por la mañana en la vereda San Antonio Norte, jurisdicción de Duitama. Según el alcalde de Duitama, Héctor Julio Becerra, unas diez hectáreas han sido destruidas por el fuego.

Además, las llamas a su paso arrasaron un bosque localizado en el nacimiento de la quebrada Tocogua, que abastece de agua amplios sectores de Duitama.

Las autoridades de Villa de Leiva y los organismos de socorro se mantenían alerta para evitar que resurja el fuego que destruyó cerca de 600 hectáreas de bosque del parque natural San Pedro de Iguaque y más de 200 de propiedad de los campesinos del sector, pues las altas temperaturas y los fuertes vientos siguen predominando en la zona.

Voceros del Comité de Emergencia dijeron que el próximo martes se iniciará un trabajo de campo, con el apoyo de grupos de estudiantes, para evaluar las pérdidas dejadas por el incendio. Por ahora se calcula que se quemaron unos dos millones y medio de árboles.

Las autoridades de la región y el Comité de Emergencia dijeron que en ninguno de los tres casos se han presentado víctimas humanas e hicieron un llamado a todos los boyacenses para evitar esta clase de situaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.