PEPSI ENCUENTRA UN NUEVO SOCIO EN VENEZUELA

PEPSI ENCUENTRA UN NUEVO SOCIO EN VENEZUELA

Tres meses después de que su antiguo socio embotellador en Venezuela desertara para aliarse con Coca-Cola Co., PepsiCo. Inc. anunció ayer que había encontrado un nuevo socio, Empresas Polar, la cervecera más importante del país.

14 de noviembre 1996 , 12:00 a.m.

Pero según los analistas del sector, recuperar la cuota de mercado no será tan fácil como encontrar un nuevo socio. Aunque Polar cuenta con una impresionante red de distribución nacional con cientos de camiones y controla más del 80% del mercado venezolano de cerveza, su capacidad de embotellado de refrescos no es suficiente para cubrir a corto plazo todo el país.

Pepsi y Polar, empresa privada que no se cotiza en bolsa, anunciaron ayer que comenzarán a producir y distribuir Pepsi el mes próximo, pero a escala limitada. Las dos firmas sostienen que planean comenzar la distribución de Pepsi Cola en la región central y extenderla gradualmente al resto del país durante los próximos dos años. Polar tendrá una participación del 70% y Pepsi de un 30% en la empresa conjunta.

El intento de Pepsi de recuperar el mercado venezolano de refrescos _uno de los pocos en todo el mundo en que superaba a Coca-Cola_ conlleva una inversión de US$380 millones en infraestructura y marketing, dijo un portavoz de Pepsi en Nueva York. Los representantes de Pepsi no revelaron qué porción de esta cifra provendrá de su empresa ni cuánto tiempo Polar había acordado trabajar con la firma. No fue posible contactar a los representantes de Polar para comentar al respecto. Los analistas suponen que como Pepsi tiene una participación del 30%, financiará el 30% de los costos de infraestructura y probablemente una proporción mayor de los costos de marketing.

Cuestión de lógica Fue lógico escoger a Polar , dijo Marla Marron, analista de bebidas de Salomon Brothers Inc. en Nueva York. En los mercados de bebidas de América Latina, por lo general la fuerza motriz es la distribución, y la ventaja que Polar le ofrece a Pepsi es su sistema de distribución a escala nacional , aseguró. Eso también le permitirá a Polar conseguir espacio en los estantes para sus propios refrescos, añadió.

Inicialmente, la empresa conjunta embotellará Pepsi, 7Up y los refrescos Golden de Polar, en dos plantas embotelladoras de Polar. Además, la empresa construye una planta que debe comenzar a operar durante la primera parte de 1997.

Venezuela no tiene una gran importancia para Coca-Cola o Pepsi en términos de ventas mundiales. Incluso cuando su cuota de mercado superaba a la de Coca Cola en una proporción de 4 a 1, las ventas de Pepsi en Venezuela sólo representaban el 8% de sus facturación en América Latina, según los cálculos de Marron, de Salomon Brothers.

Pero el éxito sorpresivo de Coca-Cola en convencer a la familia Cisneros, durante muchos años los socios venezolanos de Pepsi, a cambiar de bando, fue una bofetada a Pepsi, que en tiempos recientes ha enfrentado varios problemas en América Latina.

Pepsi desapareció de los estantes cuando las existencias se agotaron y la empresa no tenía forma de producir o distribuir el producto.

De repente Coca-Cola estaba en todas partes.

Pepsi asumirá todas las responsabilidades de las acciones jurídicas que ha tomado contra la familia Cisneros por infringir su contrato con Pepsi para unirse a Coca Cola, según el anuncio.

Pepsi afirmó que no tiene planes para tomar el control de las plantas embotelladoras que Coca-Cola había colocado a la venta en un fideicomiso especial. Los analistas dicen que habría que reconstruir completamente las viejas plantas de Coca-Cola, lo que podría demorar tanto como construir instalaciones nuevas.

El interrogante que permanece sin respuesta es qué grado de lealtad tienen los venezolanos hacia las marcas. Aires Barros de Jesús, dueño de varias tiendas de vinos y licores en los suburbios de Caracas, solía vender alrededor de 960 botellas de dos litros de Coca-Cola y 3.600 botellas de dos litros de Pepsi al mes antes que los Cisneros se fueran con Coca-Cola. Ahora la cantidad de Coca-Cola que vende iguala a la suma combinada de las botellas de Pepsi y Coca-Cola que vendía antes. Ya no hay Pepsi , dice, y todos cambiaron .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.