LOS VAGOS QUIEREN LANZARSE AL CONCEJO

LOS VAGOS QUIEREN LANZARSE AL CONCEJO

A pocos meses de terminar su mandato, todavía muchos de sus gobernados sostienen que si no hubiera sido por los Vagos el alcalde de Ansermanuevo, Danilo Gómez Ocampo, nunca hubiera podido ganar las elecciones de 1994.

04 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Los Vagos fueron definitivos para derrotar a Carlos Ceballos , el otro candidato a la Alcaldía, dicen muchos habitantes de este municipio del norte del Valle.

Los Vagos dan como cierta esa teoría, y basados en ella están pensando en volver a la arena política. Consideran la posibilidad de lanzar una lista para el Concejo en las elecciones del 26 de octubre próximo.

Pero quiénes son los Vagos? No precisamente los perezosos, los menesterosos, los ociosos, desempleados o sin oficio de este municipio. Por el contrario, son personas muy ocupadas, en su mayoría comerciantes, que se preocupan por el bienestar de su municipio.

Ellos conformaron la Asociación de Vagos Ansermeños (Asován). No son tan conocidos por el acrónimo, sino por el adjetivo.

La mayoría de los miembros de Asován, creada en agosto de 1994, son viejos amigos, compañeros de rumba, de paseos y de actividades lúdicas.

La Asociación no tiene personería jurídica ni límite de socios. A ella pueden ingresar quienes se identifiquen con el pensamiento y las actividades de sus fundadores.

La junta directiva está integrada por Milton Sánchez, quien administra un almacén; Omar Ocampo, que se dedica a actividades varias; Orlando Torres, empleado de la Alcaldía; un comprador de café y John Jairo Posada, quien no tiene una ocupación definida.

El secretario de Gobierno de Ansermanuevo, Luis Ernesto Castillo, dice que los miembros de Asován son personas de bien, reconocidas por la comunidad, que les profesa cariño y simpatía.

La mayoría de sus integrantes son hinchas del Deportivo Cali. Por eso el símbolo del movimiento es una bandera verde.

No descartamos la posibilidad de presentar una lista al Concejo , dice Sánchez. La corporación está integrada por nueve concejales conservadores y dos liberales.

Aunque dicen que no les gusta la política, lo cierto es que para convencer a los 12.500 potenciales votantes del municipio tendrán que luchar duro, no solo por la ventaja que les llevan los miembros de los partidos tradicionales, sino para lograr algunos votos de los abstencionistas, que llegan al 50 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.