SAMPER CONOCÍA GESTIÓN DE SIBAJA

SAMPER CONOCÍA GESTIÓN DE SIBAJA

Una nueva tormenta diplomática se originó a raíz de la participación de un ciudadano extranjero en la liberación de un secuestrado.

11 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Mientras la familia de Sonia Villamizar aseguró que el gobierno colombiano conocía detalladamente la gestión que el ciudadano costarricense Guido Sibaja venía desarrollando en pro de la liberación de la señora, voceros de los dos gobiernos negaron el hecho.

El lío con la participación de Sibaja en la liberación de la señora Villamizar está en que la intervención de personas por fuera del marco de las políticas gubernamentales antisecuestro es considerada delito por la legislación colombiana.

A través de un comunicado de prensa los familiares de Villamizar, retenida por el grupo Jaime Bateman, disidencia del M19, aseguraron: tanto el presidente Samper como el zar antisecuestro Alberto Villamizar mantenían información oportuna y detallada de la participación de Sibaja en la liberación de Sonia .

Estas declaraciones contrastan con las expresadas por los cancilleres de Colombia y de Costa Rica, María Emma Mejía y Fernando Naranjo, respectivamente, quienes negaron que sus gobiernos estuvieran enterados de la participación de Sibaja.

El gobierno colombiano no tenía conocimiento del hecho declaró tajantemente la canciller Mejía.

Sibaja no me informó de diligencias o gestiones que pudo hacer. Yo supe que la familia manifestó su interés porque Guido Sibaja tuviese algún grado de intervención humanitaria que permitiera la liberación de la señora Villamizar. Me pareció apropiado y no tengo ningún inconveniente en manifestarlo , aseguró el hasta hace poco ministro del Interior Horacio Serpa Uribe.

Por su parte, el consejero presidencial antisecuestro, Alberto Villamizar, negó que su despacho estuviera enterado de la mediación de Sibaja. Los familiares de Sonia Villamizar expresaron su extrañeza por las declaraciones del zar antisecuestro.

En el mismo sentido se pronunció el canciller costarricense. El Ministro declaró que Sibaja cometió una falta grave al participar, de forma inconsulta , en la mediación para liberar a la colombiana secuestrada, lo cual comprometió al Gobierno costarricense .

Considero que esa es una falta grave, pues Sibaja debió haber consultado con sus superiores, y, en vista de que esa acción ha comprometido al Gobierno, he tomado la decisión de separarlo de su cargo , explicó el ministro de Relaciones Exteriores.

El vicecanciller costarricense, Rodrigo Carreras, agregó que su gobierno tiene claro que Sibaja actuó sin la autorización y sin el conocimiento del gobierno colombiano y dijo que en las próximas horas su gobierno designará al funcionario que representará a Costa Rica en la liberación de los soldados retenidos por las Farc.

Intervención humanitaria Desde el comienzo de su gestión como presidente de Costa Rica, el 8 de mayo de 1994, José María Figueres ofreció a su país como facilitador en la búsqueda de un eventual diálogo del Gobierno colombiano con las organizaciones guerrilleras, y nombró a Sibaja como delegado para ese acercamiento.

Sonia Villamizar, prima del ministro de Minas Rodrigo Villamizar, con tres hijos de entre 9 y 16 años y ex directora regional de Fedemetal fue secuestrada a mediados de diciembre en Cali cuando se dirigía a su empresa Láser Ltda, especializada en productos de aseo.

Su liberación se produjo en la noche del pasado jueves 5 de junio y generó una controversia por la participación del diplomático costarricense.

Sobre este hecho la familia Villamizar tiene su versión: Se necesitó la presencia de un veedor internacional que diera garantías sobre la vida de Sonia; solicitamos, entonces, al doctor Guido Sibaja participar en la comisión de entrega de nuestra familiar en las montañas del Cauca, quien así lo hizo de forma desinteresada y por razones humanitarias .

Queremos dejar constancia pública de la injusta determinación del gobierno de Costa Rica de retirar de nuestro país al doctor Sibaja. Decisión que respetamos pero que consideramos equivocada frente al resultado de un hombre que ayudó a esos otros colombianos, cuyo sufrimiento resulta anónimo, muchas veces, para quienes ignoran el infierno que nos toca padecer a las familias secuestradas anotaron.

El empresario Hugo Espinosa, esposo de la señora Villamizar negó también el pago de rescate y dijo que fue dejada en libertad como un gesto humanitario por parte de la guerrilla por tratarse de una mujer madre de tres hijos y creadora de unos 200 empleos en Cali.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.