PROS Y CONTRAS DEL INTERCAMBIO

PROS Y CONTRAS DEL INTERCAMBIO

Tanto el alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez, como el jefe de las Farc, Manuel Marulanda , han dicho que se está a punto de firmar un acuerdo humanitario para liberar guerrilleros, policías y soldados enfermos de gravedad. A pesar de que en algunos sectores se considera que este acuerdo puede ser el inicio de la aplicación del Derecho Internacional Humanitario, otros consideran que es un mal mensaje para las tropas que combaten.

18 de marzo 2001 , 12:00 a.m.

Tanto el alto comisionado para la Paz, Camilo Gómez, como el jefe de las Farc, Manuel Marulanda , han dicho que se está a punto de firmar un acuerdo humanitario para liberar guerrilleros, policías y soldados enfermos de gravedad. A pesar de que en algunos sectores se considera que este acuerdo puede ser el inicio de la aplicación del Derecho Internacional Humanitario, otros consideran que es un mal mensaje para las tropas que combaten.

Lo que comenzó como una propuesta de canje permanente de parte de Manuel Marulanda , pasó a ser luego una propuesta de canje por una sola vez. Y hoy solo se discute el intercambio humanitario. Para Camilo Gómez, es un logro que el jefe de las Farc hubiera renunciado a su propuesta inicial y hubiera aceptado un intercambio humanitario por una sola vez. Según ha conocido EL TIEMPO, además de las objeciones jurídicas sobre los alcances de la aplicación del Derecho Internacional Humanitario, existen problemas de estrategia militar. Estas son algunos de ellos:.

En un estudio realizado por expertos abogados para una asociación de militares en retiro se asegura que de darse este intercambio, como está concebido en lo que se llama Borrador de Proyecto de Acuerdo Humanitario, significaría la rendición de la fuerza pública porque los soldados y policías van a considerar que si se entregan los cambiarán por los presos de la subversión y así salvarían su vida y ya no sería traición a la patria el entregarse .

Agrega dicho estudio que el mencionado acuerdo sería la implantación legal de la guerra sucia porque soldados o policías considerarían que si cogen vivo a un guerrillero, al día siguiente lo canjearían por lo que optarían por matarlo .

Para analistas del tema, como el abogado Rafael Nieto Loaiza, Si de solucionar el problema humanitario de soldados y policías secuestrados se trata, la respuesta es fácil: que la guerrilla los libere ya sin contraprestaciones o, al menos, cumpla con la responsabilidad de mantenerlos en las condiciones mínimas de dignidad y salubridad que establece el DIH. En lo que no debemos caer es en nuevas audacias, torciéndole de paso el cuello al derecho. Más vale saberlo: el mal llamado intercambio humanitario , solo contribuirá a incrementar la guerra .

El Alto Comisionado para la Paz ha anotado que los avances en este tema comienzan cuando los detractores del intercambio ya no argumentan el peligro de darle status político a las Farc por esta vía, y en el hecho de que Manuel Marulanda abandonara las pretensiones de lograr un canje permanente.

Tanto el propio Comisionado de Paz, como otros expertos en estos temas, han afirmado que este acuerdo puede convertirse en la puerta de entrada de la discusión de la aplicación del Derecho Internacional Humanitario, tal como lo han venido reclamando distintos sectores y la propia comunidad internacional, y que solo hasta ahora las Farc aceptan sea tema de la Mesa de Negociación. Anotan igualmente que es garantía de que en este punto se avance con pie firme, gracias a la presencia de los distintos gobiernos del mundo, que han manifestado su interés en que todos los sectores en conflicto vayan asumiendo compromisos en el cumplimiento del DIH.

Consultado un alto funcionario de la Casa de Nariño, sobre la posible desmoralización de las tropas, él se preguntó Qué desmoraliza más, si el abandono por tres años de cerca de 500 soldados y policías, sin ninguna opción de ser rescatados en un operativo militar, o que el Gobierno logre su liberación a través de un acuerdo? Creo que militares y policías entenderán de inmediato que el Gobierno no los dejó morir en manos de las Farc y esa acción, por el contrario, les dará mucha más moral a las tropas, al sentir que no están solas .

El mismo funcionario asegura que en el acuerdo de intercambio humanitario se deja en claro que el Gobierno no acepta que existan en Colombia prisioneros de guerra y no se le reconoce a la guerrilla la beligerancia.

Afirmó que mientras el Gobierno sacará de la cárcel a cerca de 30 guerrilleros enfermos, las Farc devolverán a cerca de 150 soldados y policías.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.