VACACIONES CREATIVAS, OTRA FORMA DE EDUCAR

VACACIONES CREATIVAS, OTRA FORMA DE EDUCAR

Desde hace más de seis años, siete mil niños de escuelas públicas de Buenos Aires no duermen la siesta en el verano. De una manera más lúdica se prolonga durante siete semanas de enero y febrero (época de verano) el aprendizaje escolar.

10 de junio 1997 , 12:00 a. m.

La idea es del propio gobierno de la capital argentina que buscaba organizar unas vacaciones productivas.

Si bien las vacaciones toman un marco recreativo, el docente sigue enseñando , dijo a EL TIEMPO la profesora Alicia Ferreira, Coordinadora General del Programa de Verano.

Y agregó: los chicos no solamente hacen actividades propias del verano fundamentalmente actividades físicas y juegos, sino que también salen de las escuelas a visitar museos, a los parques naturales, a recorrer la ciudad y reconocer los monumentos .

Después de las visitas se hace una reflexión para saber qué pasó en la visita, qué les gustó a los niños o qué no.

Buenos Aires, Capital Federal, tiene 470 escuelas primarias oficiales que están agrupadas en 21 distritos federales y que reúne a cerca de 140 mil estudiantes. Para el Programa de Vacaciones de Verano se abrieron 42 escuelas con cupo para siete mil niños, entre los 4 y los 13 años de edad.

No había más presupuesto para haber incrementado el número de chicos participantes , dijo Ferreira.

Al programa asisten además de niños normales aquellos que tienen necesidades educativas especiales pero que están internados en hospitales de pediatría y que reciben tratamiento de insulina o de oncología. Allí mismo se instala una escuela y en la medida en que los médicos les permiten ellos salen en un bus contratado a recorrer la ciudad.

Estos chicos pueden llegar a gozar de ciertos privilegios que no les puede dar la vida hospitalaria. Con ellos hay un trabajo de una calidad profesional muy grande porque no solamente están acompañados por docentes sino por médicos. En esos días estos chicos por fin sonríen , dijo Ferreira.

Existe otra escuela para niños con trastornos emocionales y con el síndrome de Down. Ellos han disfrutado muchísimo de esta actividad de verano porque es donde se pueden expresar a través del movimiento, de los gestos, la plástica, los bailes, etc. ,.

El programa tiene unos lineamientos generales con orientaciones muy específicas para los docentes. Qué es lo que queremos hacer? Respetar los derechos del otro, tolerar, no discriminar y también que el niño abra su visión de la cultura y valore la historia de su barrio y de su ciudad , dijo la funcionaria.

En cada escuela hay un equipo docente integrado por una profesora de jardín, dos de educación física, una de música, una de plástica y una de grado (las materias no artísticas).

En general, durante las siete semanas se trabajan seis ejes temáticos. Dentro de este contexto, por ejemplo, se recuperan los valores de la familia y se invita a los abuelos para que cuenten cómo eran los juegos de su época e intercambien experiencias con los niños.

Hay también una semana para revalorizar el tango. Los chicos toman el tango como algo antiguo o como si no fuera la música de ellos. Se trata de hacerles reconocer esos valores, contarles la historia del tango, de sus personajes como Carlitos Gardel.

La escuela no se queda encerrada. Si bien los chicos salen a buscar conocimientos o a hacer críticas de lo que está bien y de lo que está mal, también hay un día donde salen a las plazas públicas de sus barrios a exponer los trabajos que han hecho.

El programa de las escuelas de verano es totalmente gratuito y se realiza de 10 a.m. a 4 p.m. El presupuesto solo permite 7.000 cupos que se seleccionan de acuerdo con las necesidades básicas prioritarias. Para la profesora Ferreira es importante ampliar el presupuesto y de esta manera se pueden ampliar los cupos, comprar más materiales para enriquecer a los niños en los procesos de aprendizaje porque entiende perfectamente que la escuela necesita salir de la paredes.

Ejes temáticos Los seis ejes temáticos que se trabajan durante las siete semanas de las vacaciones de verano son los siguientes: - Revalorización del patrimonio de la ciudad de Buenos Aires.

- Caracterización y protección del medio ambiente y la salud.

-Recreación - Despearte: arte, títeres y ferias de verano.

- Educación vial.

- Rescate de la cultura nacional e integración de la cultura latinoamericana.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.