HÁMILTON RECUPERÓ LA SONRISA GOLEADORA

HÁMILTON RECUPERÓ LA SONRISA GOLEADORA

Aún no rueda la pelota. Aún no han llegado la totalidad de las selecciones. Aún no se vive la alegría del gol ni el lamento de la derrota. Sin embargo, en el equipo de Colombia hay un hombre sonriente y orgulloso.

10 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Su rostro cuadrado y de rasgos duros es el objetivo de las cámaras de televisión. Las luces le hacen brillar su piel negra. Sin embargo su cara brilla más cuando ríe, como suele pasarle a los chocoanos. Hámilton Ricard, está contento. Su gol contra Uruguay, el pasado domingo, le dio la tranquilidad mínima a la Selección para abordar esta nave que es la Copa América.

Carlos Valderrama le metió un pase a Víctor Bonilla que ingresó por la derecha y rodó la pelota para que el gigante quibdoseño, a tropezones, convirtiera el gol de la igualdad, a los 6 minutos del segundo tiempo. Le pegué con el taco , dice sin parar de sonreír.

Me siento muy bien. Fue un muy buen gol para sacar un gran resultado que sirve para realzar la confianza de nosotros los jugadores. Pienso que uno tiene que ir siempre en busca de logros y por nuestra mente pasa llegar muy lejos en esta Copa América, Dios quiera que lleguemos a la final , dice el delantero que ajustó 8 partidos internacionales oficiales con la camiseta colombiana.

Ese gol en El Centenario tiene un doble valor. Además de detener la racha de tres derrotas de la Selección en las eliminatorias mundialistas, paró una serie de críticas que recibió el atacante de 23 años por el mal remate de campaña que tuvo con su equipo, el Deportivo Cali.

Para mí esto no es una revancha con nadie. Con el Cali un día jugás bien, un día jugás mal... Uno es un ser humano que, como cualquier persona, se puede levantar con el pie izquierdo y no le salen bien las cosas, pero por eso uno no puede dejar de ser el mismo. El fútbol mío nunca se va a perder, va a estar ahí y cuando llegan los partidos hay que demostrarlo , dice.

Hámilton es consciente que hasta ahora está empezando su carrera deportiva y que esta Copa América es la oportunidad para demostrar que tiene mucho futuro y muchos goles por marcar. A mí me hace falta jugar más partidos internacionales, más roce y creo que eso va llegando solo con el tiempo .

Ricard está sonriente y espera seguir así. Su fórmula para mantener la felicidad en la Copa América es simple: solo necesita meter la pelota en el arco rival.

LEYENDA FOTO MIENTRAS el arquero uruguayo Fernando Alvez lo sufre, el delantero Hámilton Ricard celebra el gol que le dio el empate a Colombia. Corría el minuto seis del segundo tiempo y el Centenario era un cementerio.

Felipe Caicedo / Enviado especial de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.