LAS PRIMERAS VÍCTIMAS

LAS PRIMERAS VÍCTIMAS

Dos muertos, dos desaparecidos, un centenar de damnificados y cuantiosos daños causaron las lluvias torrenciales caídas en Panamá los dos últimos días, que marcan el comienzo de la temporada de huracanes en la Cuenca del Caribe.

07 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Las dos víctimas mortales quedaron atrapadas en un vehículo al caer sobre él un árbol que cedió por las aguas y las fuertes ráfagas de viento registrados en Chiriquí, provincia limítrofe con Costa Rica, según el Sistema Nacional de Protección Civil.

Los aguaceros, acompañados de fuertes vientos y tormentas eléctricas, levantaron olas de seis metros que barrieron el poblado de Farallón, en el Pacífico.

En la comunidad de Alanje (Chiriquí), cuatro viviendas resultaron inundadas, así como en las de Solano y Barrio Belén, todas cercanas a la frontera con Costa Rica.

Además, en Cerro Viento, una localidad en la periferia de la capital panameña, cedió parte de la ladera de un cerro y aplastó dos viviendas, aunque no se registraron víctimas.

En la zona colonial de la capital, el casco viejo, donde se encuentra la Presidencia de la República, varios tejados fueron levantados por las ráfagas de viento durante la noche del jueves, según el Sistema de Protección Civil.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.