UNA PUJA DE PESOS PESADOS

UNA PUJA DE PESOS PESADOS

Eran las 5:45 de la tarde de ayer cuando en el tradicionalmente bullicioso piso 9 de la Bolsa de Bogotá hubo un silencio sepulcral.

06 de junio 1997 , 12:00 a. m.

La British Petroleum, hoy por hoy la principal empresa extranjera radicada en Colombia y considerada una de las más sagaces en los negocios petroleros y energéticos del mundo, tiraba la toalla y decidía no continuar en la puja iniciada 26 horas atrás.

La orden de BP había sido transmitida telefónicamente a la firma corredora de bolsa, Correval, que la representaba en la rueda. BP no va más , fue el murmullo que corrió.

De esta manera, BP claudicaba por el momento a la posibilidad de convertirse en una verdadera holding energética en Colombia, pues a las participaciones en los campos petroleros del piedemonte llanero, se sumaba la vinculación al oleoducto de Ocensa, la porción accionaria en el gasoducto de occidente y la sociedad con Bavaria en una térmica.

La compañía quiere el 20 por ciento de la empresa porque significa acceder al mercado más importante de gas natural en el país , había dicho a este diario unos minutos antes un vocero de la BP.

La salida de la británica parecía el primer síntoma de una de las más extensas operaciones martillo de que se tenga memoria en los últimos años comenzaba a llegar a su fin.

Atrás quedaban 29 vueltas en las que el precio de cada acción de la casi desconocida empresa estatal Gas Natural se había ido multiplicando estrepitosamente.

Y es que del precio base de 6.667 pesos por acción con el que se inició la puja el miércoles a las 3 de la tarde ya nadie se acordaba al momento del retiro de BP.

Para ese instante, cada una de las más de 8 millones de acciones que estaban en oferta se cotizaban a 15.200 pesos.

Sin embargo, el final tardó varios horas en llegar. El reloj marcaba las 6:30 p.m. cuando la estadounidense Amoco, la argentina Techin y la colombiana Promigás abandonaron la puja. El precio de cada acción, superior a los 16.000 pesos, había reventado sus posibilidades.

En la disputa quedaban la también estadounidense Noram, la ibérica Gas Natural Latinoamericana y la francesa Gas de France. Por cuestiones estratégicas, el plato parecía servido para Noram, quien dos meses atrás se había ganado la distribución exclusiva de gas en cuatro departamentos.

Corrían las 8 de la noche, se llegaba a la increíble cifra de las 34 vueltas y ninguna parecía dar su brazo a torcer. Sin embargo, la francesa no se presentó.

En la maratón se mantenían casi agónicas la española y la estadounidense. Las apuestas seguían inclinándose hacia esta última.

Pero las barras fallaron.

Una hora más tarde, en la vuelta 38 la suerte quedó echada. La firma Corredores Asociados que representaba a Noram se resignó cuando vio que su competidora Corregan (como delegada de Gas Natural de España) aceptaba pujar con un precio que bordeaba los 19. 902 pesos por acción.

El público estalló en júbilo. Los aplausos se tomaron el recinto que parecía un hervidero humano. La conquista, como hace 500 años, había sido española.

En un extremo, los representantes de la empresa vendedora (Ecopetrol), encabezados por el vicepresidente financiero, Félix Betancur, no podían ocultar su satisfacción por el éxito de la venta.

Y no era para menos. De un ingreso estimado en 50 millones de dólares, al filo de las ocho de la noche Ecopetrol se aseguraba más de 160 millones de dólares.

Todos los cálculos se habían rebasado pues el precio de cada acción prácticamente había triplicado su valor original.

Quién es quién en el gas natural Los gigantes multinacionales que protagonizaron la puja de dos días tenían razones de sobra para hacerse a una parte de la propiedad de Gas Natural.

La British Petroleum, curiosamente la primera de las grandes en abandonar ayer la puja, podría haber echó moñona.

Tras ser la mayor operadora de los mayores campos petroleros de Colombia (Cusiana, Cupiagua, Volcanera, Pauto y Floreña) con grandes reservas de hidrocarburos, la empresa inglesa había comenzado a coquetearle simultáneamente al negocio del gas.

Los acercamientos comenzaron hace dos años cuando se asoció con Transcanadá y Gasoriente para construir el gasoducto troncal que une a Mariquita con Yumbo y que tras una inversión superior a los 500 millones de dólares, y más de un año de labores, está a punto de culminarse.

Además, tiene una planta de gas cerca a los campos de Cusiana y Cupiagua de donde diariamente despacha 20 millones de piés cúbicos del combustible que llegan a Bogotá donde son utilizados, en parte, por la empresa que estaba en venta.

BP quería el 20 por ciento de Gas Natural y aunque parecía un nivel pequeño no podía aspirar a más debido a que las leyes de regulación prohíben que una empresa de producción pueda tener más de ese porcentaje en el negocio de la distribución.

La otra pesada era Amoco, una petrolera que en Colombia descubrió hace dos años un inmenso campo de gas en Cimitarra (Santander). Allí construyó una térmica que producirá 200 megavatios de energía.

Una tercera, que aguantó hasta el final y se mostraba como la más firme aspirante a hacerse a la propiedad de Gas Natural, era la estadounidense Noram.

Es relativamente nueva en Colombia, pero ha entrado con fuerza. Tanta, que se ganó en asocio con las principales empresas de distribución regional de gas en Colombia las principales concesiones para construir las redes domiciliarias en 43 municipios del eje cafetero y del Valle hace dos meses.

Finalmente, estaban Gas de France y Gas Natural de España, dos empresas importantes en sus respectivos países pero también noveles en estas latitudes. Al igual que Noram pelearon palmo a palmo en la puja hasta el final.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.