EXTRAÑO ASALTO A UN HELICÓPTERO

EXTRAÑO ASALTO A UN HELICÓPTERO

Para garantizar que 550 millones de pesos llegaran a las arcas de tres sucursales de la Caja Agraria en Cundinamarca, una transportadora de valores contrató un helicóptero particular. Pero cuando sobrevolaba La Calera, un grupo de hombres, al parecer, impactó desde tierra la aeronave, la obligó a aterrizar de emergencia, amordazó a los tripulantes y se llevó el dinero.

06 de junio 1997 , 12:00 a. m.

La primera hipótesis de la Policía señala que el insólito robo pudo ser ejecutado por los frentes guerrilleros que operan en la zona. Sin embargo, sostienen los investigadores, son tantos los interrogantes y las contradicciones por resolver, que por ahora es necesario esperar los resultados de la investigación.

Para el comandante de la Policía Cundinamarca, coronel Alonso Arango, lo cierto hasta ahora es que a la 1:50 de la tarde el helicóptero Hughes 500 de matrícula KH-2284, al mando del capitán Sergio Augusto Rueda, despegó del aeropuerto Eldorado con los 550 millones de pesos que cuidaban sigilosamente los escoltas José Vargas Castro y Luis Fernando Segura Moreno.

El helicóptero debía repartir el dinero entre las sucursales de la Caja Agraria en los municipios cundinamarqueses de Gachalá, Gachetá y Cáqueza.

Después de 10 minutos de vuelo, cuando la aeronave sobrevolaba La Calera, el capitán Rueda sintió que los estaban disparando desde tierra y perdió temporalmente el control del helicóptero.

Luego el comandante de la aeronave retomó el control y decidió aterrizar de emergencia en la finca El Girasol, vereda El Salitre Alto, en el norte de La Calera, al oriente de Bogotá.

En tierra los esperaba un singular comité de recepción. Un grupo de hombres, con fusiles al hombro, amarró a la parte inferior de aeronave al capitán y a sus dos tripulantes, y huyó con el botín.

Una hora más tarde, el helicóptero HK-2282 de la Policía Nacional reportó la extraña presencia de la aeronave con tres personas atadas.

De inmediato, el coronel Arango pidió apoyo al Servicio Aéreo de la Policía y movilizó a la zona una contraguerrilla de 40 hombres, al mando de un coronel.

Tres helicópteros de la Policía y la contraguerrilla realizaron una operación de rastreo, acordonaron la zona y llegaron hasta el lugar donde estaba la aeronave asaltada.

Después de una detallada inspección al helicóptero, expertos en balística detectaron que la aeronave presentaba dos impactos en la cola, tres en el rotor y uno en el patín.

El análisis preliminar señala que no todos los disparos que presenta la aeronave fueron hechos cuando estaba en el aire. Al menos, dos o tres fueron efectuados cuando el helicóptero estaba en tierra , dijo un experto de la Policía.

Por su parte, un oficial de la Décimo Tercera Brigada, que pidió mantener su nombre en reserva, dijo que esos disparos son imposibles de hacer de tierra-aire, ya que alrededor del orificio se presenta pólvora, lo que significa que los disparos fueron hechos con arma corta, aproximadamente, a un metro de distancia y no como dijeron los tripulantes .

El oficial también sostuvo que la distancia entre uno y otro orificio es de un centímetro. Algo imposible de hacer a más de 500 metros a un objetivo móvil .

Las dudas del oficial sobre la autenticidad de los hechos que rodearon el robo crecieron con el testimonio de un obrero que trabaja en una finca a 500 metros del lugar, que vio cuando el helicóptero volaba bajo y aterrizó.

Alcanzamos, con mis compañeros, a ver a una persona que estaba al lado del helicóptero que corrió unos 20 metros hacia unos arbustos. Como a los dos minutos, escuchamos unos ocho tiros y luego un grupo de cuatro personas caminó hacia la carretera, 50 metros de donde estaba la aeronave, y un campero de color rojo los recogió , dijo el testigo.

Hasta el momento, la primera hipótesis de la Policía apunta a que la acción delictiva la ejecutó la guerrilla. Sin embargo, los investigadores se preguntan por qué los delincuentes sabían que en ese helicóptero iba tanto dinero? Era rutinario el vuelo? Hubo complicidad de algún funcionario de la Caja Agraria o de otra empresa? El helicóptero fue tiroteado en el aire o en tierra? En fin, la investigación de la Policía y la Fiscalía tratará de despejar estos y otros interrogantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.