AHORRO DE AGUA LLEGÓ A 20,8

AHORRO DE AGUA LLEGÓ A 20,8

Parece que es más fácil lograr que los bogotanos ahorren durante un día festivo el 20 por ciento del agua que consumen normalmente, que colonizar el túnel a presión del sistema Chingaza que está averiado y que tiene a Bogotá en racionamiento de agua. (VER GRAFICOS: ZONAS SIN AGUA HOY Y MAÑANA)

04 de junio 1997 , 12:00 a. m.

En efecto, mientras la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) informó que el lunes pasado la ciudadanía rebajó su consumo en el 20,8 por ciento, (el nivel más alto logrado durante esta emergencia) los trabajadores que están encargados de instalar el sistema de ventilación para acabar con el enemigo más peligroso dentro del túnel, el gas metano, deben superar varios obstáculos.

Si se van a pie, deben caminar varios kilómetros más de tres para llegar al sitio de trabajo. Tal vez si las condiciones del túnel fueran otras, caminar en la caverna sería más fácil.

Sin embargo, tienen que hacerlo entre el agua fría (unos cinco grados centígrados) cuyo nivel en algunos casos puede llegar a la cadera.

Otro inconveniente es la concentración de monóxido de carbono. Como la circulación de carros dumpers ha sido continua dentro del túnel, porque a través de ellos se está movilizando la maquinaria para la instalación de los ventiductos, hay sitios en los que el aire se hace denso y el olor a bus destartalado es el que prima en algunos tramos muy cortos.

A eso se suma la sensación de riesgo que se tiene al caminar dentro de la caverna porque siempre hay que examinar si la concentración de gas metano se sube o se baja. Si ocurre lo primero, todos deben salir del túnel y esperar a que el viento disuelva el metano.

Ahora, si el trabajador va en carrito dumpers entonces ya no tiene que caminar con el agua a la cadera. En cambio, debe conducir de una manera bastante incómoda pues cuando entra va de frente, pero cuando va saliendo del túnel no puede hacer otra cosa distinta que devolverse en reversa porque no hay espacio suficiente para voltear el vehículo.

Por eso, los trabajos de ventilación del túnel han ido realizándose lentamente. Se espera que a finales de este mes, el sistema de aireación esté completamente listo para que así los trabajadores puedan llegar al kilómetro 12+300 para comenzar a remover los escombros del derrumbe.

Oscar García, el gerente de las obras de recuperación del túnel, explicó que la adecuación del sistema de ventilación ha ido un poco más rápido de lo que se programó en el cronograma y que, por lo tanto, es posible que se ganen unos días en la obra.

Sobre el ahorro de agua, el asesor de la EAAB Alejandro Deeb dijo que solo falta otro pequeño esfuerzo de la ciudadanía para llegar al 25 por ciento. De mantener este último nivel de disminución del consumo se acabaría el racionamiento de agua.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.