JOSE TOMAS, SORPRESA DE SAN ISIDRO:

JOSE TOMAS, SORPRESA DE SAN ISIDRO:

02 de junio 1997 , 12:00 a. m.

César Rincón volvió a encantar a Las Ventas Por JUAN CARLOS IRAGORRI Corresponsal de EL TIEMPO Madrid José Tomás, un torero nacido hace 21 años en Galapagar, pueblo ubicado cerca de Madrid, se convirtió el martes pasado en el gran triunfador de la que va transcurrido de la Feria de San Isidro al cortarle dos orejas a un toro y abrir de par en par la Puerta Grande.

Aunque el toro lo desarmó dos veces, su faena fue espléndida. José Tomás actuó con quietud y reposo, ligó muletazos interminables, citó con la bragueta al frente, entró a matar a ley dejando un estoconazo y, por encima de todo, evitó que los pitones le engancharan el trapo. Pero esa suma de factores quién lo creyera no es lo más importante. Lo más importante es que José Tomás no pegó siquiera un derechazo: sólo toreó con la izquierda. Y un gesto así no se ve muy a menudo.

El toro le ayudó. Perteneciente a la ganadería de Alcurrucén, representada por Pablo Lozano, embistió con dulzura y nobleza. Tenía la fuerza justa, acudía con los pitones abajo y jamás se cayó, a pesar de sus 594 kilos.

El torero, cuyo nombre de pila es José Tomás Román Martín, es sobrino nieto del ganadero Victorino Martín. Aunque el día que tomó su alternativa en México 10 de diciembre de 1995 fue corneado de gravedad, y luego, dos meses después, lo fue aún peor, las ganas de salir adelante lo llevaron a reaparecer para confirmar su alternativa el 14 de mayo del año pasado en Madrid, cuando cortó una oreja. Según pudo establecer este corresponsal, antes de la salida en hombros de José Tomás las plazas colombianas estaban ya en conversaciones con él para contratarlo la próxima temporada.

La corrida en la que triunfó este joven torero ha sido la única en verdad exitosa de una opaca Feria de San Isidro, que la semana entrante verá lidiar a las ganaderías llamadas duras, como Victorino Martín, Guardiola, Celestino Cuadri y Dolores Aguirre.

Hasta el sábado, y desde que se inició el ciclo ferial, el 10 de mayo, sólo los toros de Hernández Pla, Baltasar Ibán, Alcurrucén y el Conde de la Corte han cautivado al exigente público de Las Ventas; Manuel Caballero, Joselito, Luis Miguel Encabo y Luis Francisco Esplá han sido los matadores premiados con una oreja, y César Rincón, el autor de una de las faenas más importantes por el valor, el dominio de una embestida peligrosa y el toreo por bajo.

Fue el 19 de mayo, ante su primer toro de Valdefresno, cuando el colombiano reconquistó al público madrileño que lo había pitado tras el mano a mano con Enrique Ponce, en el que, aparte de que le tocaron los toros más complicados, él vivió una de esas inevitables tardes grises de los toreros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.