SIGUE RETENIDO ALCALDE DE SUMAPAZ

SIGUE RETENIDO ALCALDE DE SUMAPAZ

Dos semanas después de la desaparición del alcalde de la localidad de Sumapaz, Gabriel Enrique Moreno Sánchez, ni el gobierno ni su esposa Fanny ni sus hijos de 11 y 15 años han recibido una sola noticia de él.

02 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Al respecto su esposa, Fanny Carvajal, dijo el pasado jueves: Lo único que sabemos es que nosotros estamos quietos, no sabemos nada más. Siempre hemos dejado la vida familiar aparte del trabajo de él, por eso no tengo mayor conocimiento de muchas cosas. Esperamos que vuelva sano y salvo.

Es un proceso al que los colombianos se han ido acostumbrando; pero, en el caso de Moreno, es la primera vez que secuestran al alcalde de una localidad de la capital cuyo epicentro urbano, la población de Usme, está a solo 31 kilómetros del centro de la capital (ver información alterna).

Moreno fue secuestrado aparentemente por las Farc el domingo 18 de mayo, minutos después de las 2 p.m., en el páramo de Sumapaz, donde se encontraba con un grupo de compañeros suyos del posgrado de Gestión Ambiental de la Fundación Universitaria del Area Andina.

En la zona, algunas personas consultadas no se explican cómo pudo ser secuestrado por la guerrilla alguien que, según ellos, ha dedicado más de 15 años a contribuir con el desarrollo de la comunidad.

Sobre la desaparición de Moreno, ingeniero agrónomo de la Universidad Nacional, existen dos versiones. Una dice que después de la excursión, el domingo, se vino para Bogotá en una camioneta de uso oficial con su conductor, Freddy Castro, y con una contratista de la alcaldía local, Judith Cárdenas; estos se quedaron en la avenida Boyacá con la Primero de Mayo y de allí Moreno se habría ido para su casa, en el barrio Marsella.

La otra señala que Moreno fue secuestrado mientras estaba en el páramo acompañado de funcionarios y estudiantes.

Lo confuso es que las dos versiones opuestas surgieron de las mismas fuentes: el conductor y la contratista. La duplicidad, según la secretaria de Gobierno, Alicia Eugenia Silva, se presentó así: La primera versión del conductor fue que el alcalde bajó a Bogotá. Después, miembros de la JAL vinieron a decir que nunca bajó. Y ayer (jueves) vinieron Freddy y los otros contratistas de la alcaldía local que estaban con él (Henry Avila, Edgar Figueroa y Judith Cárdenas) a decir que la versión era otra .

Pablo Romero, edil de la Unión Patriótica de la localidad, dijo a este diario que el conductor del vehículo y la señorita Judith Cárdenas ratificaron en una reunión con los ediles que el alcalde había retornado a Bogotá .

El jueves pasado EL TIEMPO localizó en las oficinas de la alcaldía local, en el barrio San Jorge Central de Bogotá, a la contratista Judith Cárdenas pero ella se negó rotundamente a dar declaraciones. Arguyó que había dicho a las autoridades todo lo que tenía para decir.

Hernán Nieto, director del mencionado posgrado, quien se encontraba dentro del bus en el que regresaron los estudiantes a Bogotá, dijo que, en efecto, vieron cuando a Moreno se lo llevaron desconocidos que lo escoltaban en un campero amarillo con blanco, por la carretera que conduce a San Juan del Sumapaz.

Otro aspecto complejo del caso es que, previamente a la retención de Moreno, los ediles que integran la JAL presentaron un derecho de petición para que se le destituyera. El documento fue suscrito por los tres liberales (Germán Morales, Isauro Ramírez, Plácido Rubiano y Carlos Pulido) y los tres de la UP (Pablo Romero, Rudecindo Wilches y Eliberto Poveda).

Esa solicitud fue elevada los días 13 y 14 de mayo al alcalde mayor, Paul Bromberg; a la secretaria de Gobierno, Alicia Eugenia Silva; al personero distrital, Hernando Gutiérrez Puentes, y al contralor distrital, Camilo Calderón Rivera.

Las denuncias tienen que ver con presuntas irregularidades por la contratación de obras. Son una serie de contratos que a nuestro juicio tienen algunas incongruencias porque en primer lugar una cosa es lo que se plantea en el contrato, una cosa lo que se ha hecho y otra lo que se ha liquidado , explicó el edil Romero.

En algunos medios de comunicación distintos de EL TIEMPO se les señaló como responsables de la coincidencia entre las denuncias y la retención. Para el presidente de la JAL, Germán Morales, con o sin denuncias el alcalde corría ese riesgo dado el control que grupos armados ejercen sin presiones en la zona sobre los administradores locales.

La secretaria de Gobierno calificó como delicado el hecho de que los ediles nunca informaron lo que pasaba en materia de contratación a ese despacho, del que depende administrativamente.

Pese a la cercanía con Bogotá, Sumapaz ha sido una zona históricamente signada por la presencia guerrillera. El páramo es un parque natural y en él se cifran las esperanzas de la capital para tener agua en el siglo XXI, como quiera que con él se ampliará el actual sistema de acueducto de la ciudad.

En contraste, los habitantes estiman que allí, como su nombre Suma-paz lo indica, nunca pasa nada .

Es delicado La secretaria de Gobierno, Alicia Eugenia Silva, comentó así lo relacionado con la desaparición del alcalde de Sumapaz y las denuncias sobre la gestión del funcionario: Les dije a los miembros de la JAL que si se hubieran acercado en el primer momento yo habría mirado y tomado las medidas pertinentes.

El mismo día que desapareció el alcalde, llegó una carta no tanto reclamando investigación sino denunciando y pidiendo destitución. Yo, sin hacer un estudio técnico de lo que pudiera estar pasando y hasta que él no aparezca, no lo voy a destituir.

Si tuvieran alguna duda de que yo no iba a actuar, vaya y venga, pero aquí se sanciona.

Es delicado que no se hubiera seguido el procedimiento regular .

Sumapaz, en breve Sumapaz es la localidad número 20 de Bogotá. Comprende tres corregimientos del Distrito Capital: Betania, Nazareth y San Juan del Sumapaz.

En cada uno hay un corregidor designado por la secretaría de Gobierno. Los tres tienen un total de 43 veredas. Su territorio constituye el 65 por ciento del Distrito.

Es la única localidad que no tiene fuerza pública.

Son aproximadamente 154 mil hectáreas de parque natural, que van desde Usme hasta los límites con el Huila y Meta.

El año pasado se manejó un presupuesto, con la sobretasa a la gasolina, de 4.600 millones de pesos para las diferentes obras.

El número de habitantes~es de aproximadamente 10.000.

La presencia tanto del Ejército como de los grupos armados hace que con cualquier enfrentamiento los campesinos se vengan a la ciudad. Con todo y las tomas y los hostigamientos, tanto funcionarios como ediles y gente de la región coinciden en que Sumapaz hace honor a su nombre.

La localidad de Sumapaz no debe ser confundida con la provincia del mismo nombre, que pertenece al departamento de Cundinamarca y está conformada por los municipios de Cabrera, Venecia, Pandi, San Bernardo, Arbeláez, Pasca, Silvania, Granada y Tibacuy.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.