TODO UN ROMPECABEZAS

TODO UN ROMPECABEZAS

En todo un verdadero rompecabezas se ha convertido el proceso de selección del candidato oficial del conservatismo a la Presidencia de la República.

01 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Conscientes de que a quien madruga, Dios le ayuda , los conservadores comenzaron con un año de anticipación las delicadas gestiones para lograr que sólo uno de los actuales cuatro precandidatos de la colectividad los represente en la primera vuelta presidencial del 31 de mayo de 1998.

Para armar este rompecabezas, el Directorio Nacional Conservador, DNC, se impuso como misión llegar a una fórmula con la que los cuatro precandidatos estén de acuerdo y que les ofrezca garantías.

Según el senador Fabio Valencia Cossio, presidente del DNC, esta tarea se adelanta al margen de antagonismos grupistas e intereses personales.

Operación unidad Las gestiones para acercar a los precandidatos para discutir sobre los mecanismos de selección comenzaron hace dos meses.

El vicepresidente del DNC, Hugo Escobar Sierra fue encargado para elaborar un anteproyecto de borrador , como el mismo lo definió.

La propuesta ya es conocida por cada uno de los cuatro aspirantes, Juan Camilo Restrepo, Noemí Sanín, Carlos Holguín Sardi y Andrés Pastrana.

El borrador de Escobar plantea la selección de candidato por convención ampliada, que se realizaría en febrero o marzo de 1998.

Contempla además como fechas de inscripción de precandidatos o fórmulas la que va entre el 15 de junio y el 15 de diciembre de este año, sin que estas sean una camisa de fuerza.

Las condiciones que debe cumplir el mecanismo que se escoja son: que sea democrático, que garantice la imparcialidad y no favorezca a ninguno de los aspirantes en particular, que permita la unión y que sea amplio y participativo.

Una primera coincidencia de los cuatro aspirantes es la postura antisamperista, pues todos, en mayor o menor medida han ejercido la oposición.

Otro punto en el que coinciden es en que las condiciones para lograr el triunfo en los comicios presidenciales de 1998 son las más favorables de los últimos 27 años.

La polarización del país, el aceptado fracaso de casi la totalidad de los programas del gobierno Samper, el estancamiento del proceso de paz, la crisis política, la recesión económica, el aumento del desempleo y el deterioro de las relaciones internacionales, son algunos de los argumentos del optimismo conservador.

El anteproyecto fue discutido el miércoles anterior entre los precandidatos Restrepo y Holguín y los miembros del DNC, en la sede de la colectividad.

Este primer encuentro fue informativo. Durante dos horas los precandidatos escucharon la propuesta y formularon sus comentarios.

A la salida, ambos estuvieron de acuerdo en que se someterán al mecanismo que la jerarquía política defina, sea cual sea.

A quien más le gusta la convención ampliada es a Juan Camilo Restrepo. Tanto que al día siguiente del encuentro le envió una carta al DNC para respaldar este mecanismo.

Esta convención descentralizada, o ampliada como la denomina Restrepo, es la que más le favorece, pues su jefe político, Fabio Valencia Cossio, cuenta con un gran número de concejales y alcaldes fieles a su causa.

Carlos Holguín propuso, por su parte, que si el mecanismo es esta convención descentralizada, el DNC debe correr con los gastos de traslado de los delegados desde sus poblaciones hasta las capitales departamentales, para evitar que sean los precandidatos los que asuman estos gastos.

El líder de la Nueva Fuerza Democrática, Andrés Pastrana, ha expresado en varias oportunidades su voluntad de someterse a las reglas que se acuerden para buscar que el Partido Conservador tenga un candidato único en las elecciones.

El DNC tiene previsto reunirse con él esta semana. Pastrana ha comentado que es partidario de que el conservatismo presente un candidato único con un programa nacional y suprapartidista que aglutine a otros movimientos.

Por los lados de Noemí Sanín, el encuentro será el miércoles 4 de junio. Según Escobar, la idea no es imponerle un mecanismo, sino ponerla al tanto de la estrategia y escuchar sus observaciones.

Escobar confía en que ella se someta al mecanismo de selección, pues se ha hecho un gran esfuerzo por concertar y respetar las opiniones de los aspirantes.

No veo tan descabellado que ella vaya a la convención o a una consulta. Ella sabe que sin el apoyo del partido no llega a la primera vuelta , dijo.

Las alternativas Los cuatro mecanismos estatutarios previstos para la selección de candidatos conservadores son: convención tradicional, convención descentralizada o ampliada, consulta popular o elecciones primarias.

Incluso, las puertas para coaliciones y alianzas pluri, multi o suprapartidistas están abiertas como estrategias para el candidato que obtenga la bendición del partido.

No se descarta que un precandidato que no se someta al mecanismo de selección pueda recibir el apoyo del partido, si llega a la segunda vuelta, como podría ser el caso hipotético de Noemí Sanín.

La convención tradicional es el mecanismo menos probable, pues su base no son más de mil delegados, principalmente congresistas, ex congresistas, ex ministros y ex embajadores, los cuales en su mayoría se encuentran retirados de las actividades políticas.

La consulta popular es la más democrática, pero tiene como principales defectos su alto costo y el poco control sobre los electores ya que los afiliados al partido no están carnetizados.

La elección primaria tendría como base los comicios parlamentarios de marzo y funciona de la misma manera como se escogen los candidatos en Estados Unidos. La ventaja de este procedimiento es que al candidato oficial lo escogen los congresistas recién electos, pero su defecto es que la base es igualmente reducida.

Queda finalmente la convención descentralizada y ampliada, en la que participan 10 mil delegados, en su mayoría concejales municipales.

Esta se realiza simultáneamente en cada capital de departamento, bajo la supervisión de delegados del DNC y con circuito cerrado de televisión para el momento de la votación. Se prevé el uso del tarjetón.

Cualquiera de las dos convenciones se gana con las dos terceras partes de los votos.

También puede ocurrir, como pasó en 1946 con Mariano Ospina Pérez y 1982 con Belisario Betancur, que el candidato de la Convención obtenga un mandato para presentar una candidatura nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.