CAMBIAR DE CASA EN CUBA, TODO UN ACERTIJO

CAMBIAR DE CASA EN CUBA, TODO UN ACERTIJO

El profesor Elizardo Meneses estaba contento. Su hija mayor se había comprometido con un buen muchacho, un estomatólogo (dentista) oriundo de Camagey que sin duda la haría feliz.

01 de junio 1997 , 12:00 a. m.

Pero los muchachos necesitarían su propia vivienda, los suegros no conviven bien con el yerno. Permutar era la respuesta. El profesor poseía un pequeño apartamento en el periférico barrio de Alamar, que sumado a unos dólares ahorrados de varios viajes a dictar conferencias en universidades españolas, seguramente sería suficiente para obtener dos apartamenticos en un barrio mas céntrico como el Vedado o Playa.

Sin más, el profesor puso manos a la obra, empezó caminando por la ciudad, tocando en las puertas en que se anunciaban permutas, sin suerte, todos querían cambiar uno por dos.

Por consejo de un familiar, se puso en contacto con Tony el Chiqui Guzmán, un corredor ilegal de Finca Raíz. El Chiqui llegó a la cita en un nuevo y resplandeciente Moskovich blanco. Sin quitarse sus enormes gafas de sol, examinó la vivienda del profesor y escuchó sus expectativas. Luego con una cálida sonrisa, tranquilizó al profesor augurando que con el apartamento y 10,000 dólares podrían conseguir lo deseado en un plazo máximo de tres meses, entonces se despidió y le recomendó al profesor detener las pesquisas y esperar su llamada.

Quince días después, el Chiqui llamó para avisar que todo estaba marchando bien y que lo único que faltaba para concluir el negocio era una motocicleta. El profesor quedo perplejo, sin entender que tenía que ver una motocicleta con su apartamento, pero se contuvo y siguió esperando con paciencia.

El rompecabezas Dos semanas después, tras varias llamadas del Chiqui, cuajó el negocio. El apartamento del profesor pasó a manos de una familia de Matanzas que entregó en dicha ciudad una casa que recibió un jubilado que la pagó con 2.000 dólares y una casita en Marianao que fue una de las cinco que recibió una familia por una vieja casona en El Vedado que fue cambiada de nuevo por un estudio en Kohly y dos apartamentos en La Habana del Este, uno de los cuales, junto con una moto, se le entregó a un joven por su apartamento en El Vedado (el primero del profesor), el otro se permutó por una casalote en Santo Suárez que se entregó a una numerosa familia que pagó por el con su pequeño apartamento en la Víbora y con un cuadro original de Tomás Sánchez. Este apartamento, junto con el estudio de Kohly y 8.000 dólares, fueron permutados por un cómodo apartamento de tres habitaciones a pocas cuadras del hotel Nacional, en pleno Vedado (el segundo del profesor). Enredado?, no se asuste, este es sólo un caso normal, los habaneros hablan de negocios de permuta que duran seis meses, en los que se llegan a cambiar 30 o 40 casas.

Al final todos quedaron contentos y obtuvieron lo que buscaban si bien nunca entendieron como, y el Chiqui se embolsó casi 10,000 dólares en comisiones y colgó el cuadro de Tomás Sánchez en su penthouse ubicado en uno de los mejores edificios de La Habana, que fuera propiedad de un secuaz de Batista antes de la Revolución. Que viva el Socialismo!, y el capitalismo.

Ileana Machado, una abogada habanera especialista en el divorcio comenta: El índice de divorcios viene en aumento de diez años para acá y a mi juicio la razón principal es la vivienda. La gran mayoría de los matrimonios jóvenes se ven obligados a cohabitar con los padres de alguno de los cónyuges y de inmediato se empiezan a presentar roces y malentendidos que culminan en separación .

El problema es que la vivienda no alcanza, en el pasado existía la posibilidad de integrarse en una microbrigada como obrero y obtener su propia vivienda, pero con la caída del campo socialista en 1989 y el inicio de la crisis económica, en la isla esta oportunidad desapareció pues la construcción se redujo casi a cero. Hoy en día, existe una leve reanimación del sector pero la verdad es que los recursos están volcados hacia el turismo.

Propiedad Privada En contra de los mitos que se escuchan, la propiedad privada sí existe en Cuba y la mayoría de los cubanos son dueños de sus casas, el problema es que no las pueden vender. No es que la compraventa de inmuebles este prohibida, lo que pasa es que si un cubano quiere vender su casa, esta obligado a ofrecerla primero al Estado y este tiene la opción de comprarla al precio oficial que está muy por debajo del valor real. Así la única opción que queda es la permuta.

La permuta es legal en cuba siempre y cuando los bienes a permutar no sean desproporcionales y no medie ninguna suma de dinero en el acuerdo. El proceso es supervisado por la Dirección Provincial de la vivienda y luego debe ser formalizado ante Notario. Esto ha resultado en manifiesta corrupción.

En la mayoría de las permutas median personajes ilegales como el Chiqui que se encargan de todo (incluyendo el soborno). Por este motivo representan al más típico maceta (especie de nuevo rico), también se distinguen por tener viviendas espectaculares que consiguen a precios irrisorios. Un corredor como el Chiqui también puede conseguir una vivienda para quien paga en efectivo. El Chiqui habla con su contacto, se alteran los registros y ya, nuevo propietario.

Ha pasado más de un año desde que el profesor Meneses concluyó su permuta. Su hija se divorció a los siete meses de matrimonio a pesar de vivir en apartamento propio, el Chiqui se fue para Caracas donde montó una exitosa discoteca de salsa cubana y el profesor vive tranquilo en su apartamento a pocos minutos de la universidad, sin embargo, de vez en cuando se molesta, su consciencia lo desvela y se pregunta la sabiduría de haber permutado.

DESTACADO: En contra de los mitos que se escuchan, la propiedad privada sí existe en Cuba y la mayoría de los cubanos son dueños de sus casas, el problema es que no las pueden vender.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.