Secciones
Síguenos en:
CAMBIAN LOS PARQUES

CAMBIAN LOS PARQUES

Adiós a una era que produjo en los niños descalabraduras, rupturas y peladuras. Y en los padres preocupaciones y grandes gastos... Desde hace cuatro años las zonas verdes de la ciudad están cambiando los juegos infantiles de metal por modernos equipos que brindan confianza a las familias y le ofrecen a los niños un completo desarrollo sicomotriz.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Están en cualquier lugar: en los centros comerciales, en los parques de los barrios, en los conjuntos de apartamentos, en restaurantes campestres, en clubes, en fincas de recreo y en colegios.

Su diseño se ajusta al ideal que tenían los angustiados padres. Estaban cansados de que sus hijos se hirieran con las latas salidas y oxidadas principalmente de los columpios y rodaderos.

Los juegos de ahora tienen un nuevo concepto de diseño en recreación. Se elaboran con materiales de altísima calidad para lograr conjuntos confortables y seguros.

Se construyen con troncos previamente torneados, secados e inmunizados a vacío-presión, fibra de vidrio y metales tratados. Se ensamblan con tornillería galvanizada. Para mayor seguridad tienen barandas y orejas de protección.

De esa forma no se ven, a los pocos meses de instalados, desgastados y deteriorados. Se hacen para resistir la intemperie y el uso que le puede dar el niño más travieso.

Son, por eso, atractivos. Y algo más importante que la funcionabilidad, seguridad y durabilidad de los parques infantiles de Multijuegos, es que contribuyen con el buen desarrollo de los niños.

Para el diseño los asesoró una fisioterapeuta. De las reuniones y estudios se decidió que era importante las mallas trepadoras y los puentes para el equilibrio y la coordinación. Los lazos y argollas para la estabilidad y el agarre. El pasamanos para la fuerza, el agarre y el desplazamiento. El rodadero para el equilibrio y el deslizamiento.

Además, innovaron con los tubos de bomberos para adquirir habilidad en los deslizamientos. Y un techo para brindar la sensación de casa, de protección. Inclusive en las niñas que les gusta jugar a las muñecas.

Esos aspectos hacen tan atractivos los juegos que los adultos buscan sus modelos para utilizarlos. Los convierten en gimnasios para desarrollar, sobre todo, la musculatura.

Eligen pasamanos, argollas, lazos, mallas tipo militar, tubos de bomberos y barras para flexiones. Los precios varían de acuerdo con el equipo que se desee. Los hay desde cincuenta mil pesos hasta dos millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.