Secciones
Síguenos en:
LOS OCHO MANDAMIENTOS DE LA MODA

LOS OCHO MANDAMIENTOS DE LA MODA

Aunque la moda está en constante evolución y lo que se usa hoy mañana estará mandado a recoger, contrario a lo que se podría pensar, las grandes creaciones se conciben con base en alguna inspiración, que generalmente está marcada por una tendencia específica. Sin olvidar todo lo que la famosa musa puede hacer por un atuendo, por tradición, el Instituto para la Exportación y la Moda, Inexmoda, realiza anulamente un foro de tendencias encaminado a orientar y marcar las pautas para que confeccionistas y diseñadores creen las fachas del año.

Basados en lo que presenta el mundo internacional de la moda, quienes trabajan en el taller de Inexmoda viajan, se enteran de lo que va a venir, participan en las ferias más importantes y realizan sus propias disertaciones De esta manera, mientras los textileros lanzan sus últimas ideas en materiales, colores y texturas, las tendencias que guiarán la moda del 93 se presentan en un foro especializado.

Este foro se realiza simultáneamente con Colombiatex, la feria textil que organiza Inexmoda, para que los compradores no solo adquieran sus telas, sino queden empapados de toda la información que se verá durante este año, en materia de siluetas, colores y materiales.

A continuación presentamos las tendencias que vestirán a los colombianos durante la temporada que viene. CAMPESINOS Evoca la vida rural de las granjas de principio de siglo en los países agrícolas, donde la tranquila vida en familia regía cada jornada de trabajo. La tendencia viene cargada de romanticismo porque es la añoranza de un pasado que no volverá.

Las prendas son básicas, la silueta destaca la figura femenina y demarca el busto. Los vestidos y las faldas anchas en línea A, largas o cortas, marcan el derrotero de esta historia.

Los detalles de confección son claves y aparecen de nuevo pequeños estampados florales o cuadriculados. FRANCESES Mirando el pasado surge una historia retro que retoma los años cuarenta, enmarcados por la guerra y la recesión. Sencillez, rapidez y economía determinan el destino de las grandes ciudades europeas que responden a la aventura bélica con una gran actividad artística y cultural.

París conquista a los intelectuales y esto se refleja en una gran sobridad, que adopta el sastre como su mejor elemento de moda.

El vestuario exige tres piezas: un sobretodo o gabardina, faldas superlargas ceñidas y con aberturas, y pantalones clásicos rectos.

La silueta se estiliza, acentuadas por las rayas que imprimen elegancia a esta tendencia. ORIENTALES El exótico encanto de Oriente es muy atractivo como inspiración para la moda. La riqueza estética de esta región del mundo se entreteje con su fondo filosófico, logrando interesantes ideas.

Hay un continuo regreso a lo trascendental, que recupera el equilibrio del hombre y su espiritualidad.

La moda pasa por Oriente y se recrea en los atuendos del teatro callejero y de su cultura. El kimono se inspira una silueta larga y muy sensual, ligeramente entallada en la cintura.

Túnicas, transparencias, prendas sobre prendas, simplicidad y poco destape marcan esta tendencia cuyo encanto se basa en la suavidad de sus líneas y en la poca ornamentación. EXOTICOS El choque de las culturas de Oriente y Occidente mirado por un adolescente, tesoros botánicos, paraísos vírgenes, riqueza cultural transformada en danza, artesanías y rituales... inspiran esta tendencia.

Todo lo que emociona y enloquece los sentidos: carnaval, fantasía, audacia, color, sensualidad. Es un estilo que se detiene en la cintura y refleja el erotismo que provoca la búsqueda de lugares exóticos.

Pantalones ajustados, faldas ceñidas, cintura marcada o descubierta, prendas ajustadas que destacan el cuerpo, texturas y estampados y gran cantidad de accesorios hacen de esta historia una de la más nutrida. RODEO El ambiente vaquero, el sol, la música de cuerdas y las tabernas que recrean el mundo del rodeo norteamericano inspiran esta tendencia, donde el tema principal es la aventura.

Aunque es un universo varonil, lo femenino le imprime el toque de coquetería, con un símbolo de conquista.

En esta siueta aparecen botas, costuras visibles, los yins cinco bolsillos, las zamarras, tops, pañoletas estilo bandana, flecos, pespuntes y lazos. NEOBARROCO En una inspiración ecléctica, que mezcla estilos, épocas y gustos, entrelazando el pasado con el presente.

La moda recibe una herencia barroca pero no se queda ahí. El nuevo barroco es un collage que recibe información de todas partes. por eso una chaqueta recuperada de una tienda de antiguedades se puede acompañar de yins raídos y accesorios muy modernos. LOS DESTROY Bordes deshilachados, costuras abiertas, rotos, parches, blusas sin mangas, prendas al revés, forros que se ven, telas corroídas y combinaciones inusuales, logran una silueta que rompe con lo convencional.

Lo destroy es lo inconcluso porque es la forma que tienen los diseñadores para decir que el planeta está deteriorado y que hay que recuperarlo. Refleja el caos en que vive la humanidad.

Reciclaje y recuperación son las palabras claves de esta tendencia que se libera del uso formal y tradicional de la ropa. NUEVOS HIPPIES Regresan los 70s como reinterpretación y depuración de un estilo que nació íntimamente ligado a los movimientos musicales de protesta, rock, liberación femenina y cambio.

La tendencia rescata los movimientos estéticos de una década prolífica, mezclados magistralmente con detalles ecológicos y étnicos, símbolos del rescate de culturas exóticas. Para la muestra un botón Colombiatex, la feria textil organizada por Inexmoda, que agrupa a industriales y empresarios del sector, comienza su quinta edición rompiendo récords de asistencia de los expositores.

Del 2 al 5 de marzo, el Centro de exposiciones y convenciones de Medellín tendrá tres pabellones con 315 stands, una cifra muy alta para una feria que comenzó en 1989 con sólo 73 expositores.

Pero no solo el número de participantes se ha incrementado; la inauguración de dos pabellones y la nueva estructura de Colombiatex, hecha en sólo cinco meses, son una prueba más del pujante crecimiento de la industria textil en Colombia.

Por primera vez desde su creación, la feria abrió sus puertas a la tecnología, un requisito indispensable en la actualidad, ya que pone la industria textil nacional al nivel de los mercados externos.

Colombiatex, por su calidad de feria especializada, está restringida al público en general. A ella ingresan personas directamente relacionadas con el sector textil, dando la oportunidad de mostrar los productos, apoyar el crecimiento de esta industria y establecer contactos comerciales en el área.

En la feria se exhiben tejidos planos, de punto, en lana, con fibras, hilos e hilazas. Además se ofrecen, entre otras, máquinas cortadoras, extendedoras, carretes para telares y planchas.

Desfilan tambien materiales como algodón, los famosos sintéticos y las entretelas... y no podían faltar los accesorios de moda como cremalleras, hebillas y botones de todos los tamaños y estilos. Puntadas Medellín La nueva tendencia para este primer semestre del 93 trae faldas largas. Sin embargo las piernas seguirán al descubierto porque predominarán las aberturas laterales, frontales y traseras. Se usarán anchas y estrechas y con alusiones a la vida cotidiana, la ciudad, el campo, la cultura popular y la vegetación en vías de extinción. De ahí la sencillez que impera en lo sólido, lo espiritual, lo material y lo natural, cuatro tendencias que presentó recientemente en su colección Fabricato, durante un desfile realizado en su Casa de Modas de Medellín. En la pasarela, los diseños expresaron la concepción de lo sólido con ideas extraídas de las grandes urbes, lo masivo que recuerda los uniformes de trabajo, el reciclaje moderno, el humo, el graffitti y los movimientos cubistas. Se destacaron todas las tonalidades de grises hasta llegar al negro: uva, vino, verde botella, ocre, azul petróleo, terracota, terruño y plomo, tonos que exteriorizan el frío del cemento y su densidad. La tendencia espiritual evocó los senderos de la memoria y la pureza interior, en recuadros de viejas fotografías retocadas en color sepia, cartas de amores lejanos, imágenes sutiles de nuestra infancia, lugares tranquilos y remotos, templos hindúes y budistas. Los colores muy suaves, como crudo, rosa, verde agua, lila, mamoncillo, polvo, gris, verde y trigo, reflejan la pureza y la delicadeza, además de la meditación y el romanticismo. En la tendencia material, sus colores medios e intensos como el amarillo, jardín de rosas, turquesa, verde limón, azul, coral, morado y blanco, resulta ser un homenaje a los años dorados de Hollywood. La tendencia natural, inspirada en el tiempo de renovación, libertad, en la necesidad de irse lejos de la rutina diaria, recrea en sus formas el equilibrio ecológico de selva, paisaje y de la armonía perdida, dada por el brillo y la intensidad de sus colores: amarillo sol, fucsia, naranja, cerezo, violeta, azul rey, pistacho, agua profunda y verde. Algo para destacar en los modelos que se presentaron fueron los nudos y, en general, los enlazados y moños en cintas, lazos y cordones, que se imponen en infinitas versiones para el vestuario femenino e infantil. Las espaldas se descubren, se cruzan, se anudan y dan un toque de sensualidad en los vestidos y camisas. A diferencia de las minifaldas, las bermudas se quedan este año tanto en el vestuario femenino como en el masculino y en el infantil. También para hombres se destacan las chaquetas cruzadas con cuatro, seis y ocho botones, solapas anchas y bolsillos de ojal. Aparecen los estampados de flores en todos sus tamaños y tonalidades que dan un aire de sencillez y feminidad al vestuario. Las enaguas, en telas de algodón y ojalillos, se llevan a la vista bajo las faldas y vestidos largos. Los pantalones, tan importantes en el vestuario informal, están diseñados en driles, índigos y bases pesadas con rayas bicolores, multicolores y preteñidas, pueden ser anchos o clásicos cinco bolsillos. Hay mucha libertad en los diseños, prenses y bota doblada, pantalón entubado y piyama. Las chaquetas y sudaderas, confeccionadas en nailon o tejido de punto con muchos cortes y metidos de estampación o contrastes de color, se lucirán en las ciclovías y en las actividades deportivas. Las rayas son muy sutiles en el vestuario formal, como las de tiza que se llevan en conjuntos de pantalón y chaleco para las mujeres. Los hombres llevan conjuntos pero en texturas muy livianas como algodón y lana ligera. En lo que respecta a accesorios y zapatos, las sandalias y botines crean un estilo campesino; las botas y zapatos tejanos, una apariencia muy vaquera y los zapatos de atadura, punta cuadrada o de plataforma, un vestuario más formal. No faltan sombreros y bolsos de yute y paja, correas y bolsos de cuero trenzadas, pañoletas, perlas, botones de cacho, madera y nácar, cargaderas, corbatas, pines y pisacorbatas, mancornas, maletas y maletines de cuero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.