Secciones
Síguenos en:
EL HÉROE DE LA TARDE FUE UN EX-VOCEADOR DE PRENSA

EL HÉROE DE LA TARDE FUE UN EX-VOCEADOR DE PRENSA

El defensor ecuatoriano Holguer Quiñónez es por lo menos 15 centímetros más alto que el vallecaucano Níver Arboleda. Pero el morocho colombiano se levantó de manera espectacular, superó a su marcador y metió un soberbio frentazo que terminó allá en el rincón de la portería de Acasio. Y a la postre ese cabezazo con el alma bastó para que Nacional ganara el juego ante Vasco, pusiera en su sitio al cuadro brasileño y avanzara a la siguiente fase de la Copa Libertadores.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de septiembre 1990 , 12:00 a. m.

Y fue precisamente Arboleda la gran figura del cuadro colombiano. No solo por el gol, sino por su movilidad en el frente de ataque y, sobre todo, por su inclaudicable labor de lucha.

Cuando hubo necesidad de tirarse un poco atrás para tapar la salida de los cariocas o cuando se requirió lanzarse al piso y meterla pierna, lo hizo sin asco.

Lástima, eso sí, que en el último cuarto de hora terminó sin aire y de ahí que algunas llegadas claras en el contragolpe, finalizaron sin la puntada decisiva.

Pero los brasileños nunca se van a olvidar de Arboleda, un jugador que le hizo la fiesta en Medellín y que como al que no le gusta el caldo le dan dos tazas, nuevamente fue en el Santa Laura una auténtica pesadilla para el equipo de Mario Zagalo, el Lobo .

El análisis individual de los jugadores de Nacional, es el siguiente: Higuita: Un poco nervioso, como todo el equipo, en el primer cuarto de hora. Después, le quedó tiempo para mostrar destellos de su clase. Aunque realmente no fue mucho el trabajo que tuvo. .

Herrera: Otra vez el Chonto en su real dimensión. Aplicado en la marca y con mucha solvencia para salir al ataque. Siete.

Perea: Otro de los que ha venido recuperando su nivel. Incluso salvó en el minuto inicial un balón que iba camino a la red y que pudo cambiar la historia del partido. Siete.

Cassiani: Sin llegar a brillar, estuvo oportuno en los cierres y en el juego aéreo. Pese a su juventud, parece un jugador veterano. Siete.

Gómez: En algunos pelotazos se quedó enganchado, pero se fue acentando y terminó jugando un partidazo. Siete.

García: Un auténtico bastión en la zona de mediocampo. Bien en los pelotazos y quitándole ritmo al encuentro cuando fue necesario. Siete.

Chicho Pérez: Estaba advertido que meter la pierna en exceso era demasiado riesgoso. El, muy curtido en juegos internacionales, entendió a la perfeccción su función y se cansó de recuperar balones y de entregar un enorme despliegue físico. Siete.

Alvarez: Tenía tantas ganas de ganar este partido, que por momentos no estuvo tan acertado como su compañero de destrucción. Eso sí, voluntad no le falta para luchar 90 minutos. Seis.

Galeano: Uno lo ve menudito y pareciera que su aporte desde la mitad en labor de enlace de pronto no va a ser mayor. Pero fue un hormiga que arriba y abajo contribuyó en el triunfo. Seis.

Arboleda: La figura del Nacional y del partido. Ocho.

Hernández: Tuvo una muy buena oportunidad en la primera parte y la desperdició. En términos generales no tuvo una buena presentación. Cinco.

Arango: Ingresó por el anterior a los 19 minutos del segundo tiempo. Magnífico cambio del técnico Gómez. Con el Jimmy se ganó en el manejo del balón y Nacional estuvo cerca del segundo.

Enrique Marín, árbitro: Hacía mucho tiempo no observábamos una actuación arbitral tan acertada. Sin duda, merece los 10 puntos. A quienes creímos que podría favorecer al Vasco, nos dejó con un palmo de narices.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.