Nuevo giro político

Nuevo giro político

Desde los primeros anuncios del homenaje de desagravio a Fernando Londoño Hoyos, con motivo del atroz atentado terrorista de que fuera víctima, se dejó entender que entrañaría importante giro político. La interpretación ambigua del Gobierno sobre los orígenes de semejante crimen y la aprobación, ese mismo día, de la ley de marco para la paz habían contribuido a prevenir los ánimos.

12 de julio 2012 , 12:00 a. m.

En tanto los promotores de ultraderecha se encargaban de asegurar que tal fuera el sesgo del acto de reparación y solidaridad y el objetivo de la campaña contra el terrorismo.

Por si fuera poco, prevalecía explicable expectación por el discurso del orador principal, el expresidente Álvaro Uribe, dadas sus acerbas críticas al gobierno de su sucesor, el presidente Juan Manuel Santos. A quien ha supuesto ungido con sus votos y, en consecuencia, obligado a seguir las pautas y designios de su administración de ocho años. En Colombia no ha sido, por cierto, el primer enfrentamiento entre el mandatario entrante y el saliente, pero sí su enconada persistencia.

El expresidente Olaya Herrera declaró, a raíz de su relevo en el mando, que recorrería el país para denunciar el peligro que representaba la íntima amistad entre el jefe del gobierno, el presidente Alfonso López Pumarejo, y el jefe de la oposición, Laureano Gómez, enemigo acérrimo del tratado de Río de Janeiro, que selló la paz con el Perú. El problema lo resolvió el Jefe del Estado nombrando al expresidente ministro de Relaciones Exteriores y aceptando su condición de que se le designara embajador en el Vaticano una vez se lograra la aprobación de ese instrumento en el Congreso.

Implicaciones más grandes y graves tendría la contraposición entre el presidente Laureano Gómez y el expresidente Mariano Ospina Pérez, de temperamentos y estilos muy distintos, pero ambos conservadores a rajatabla.

Como a este le picara la mosca de la reelección, el entonces Jefe de Estado le salió furiosamente al paso y sepultó su embrionario empeño. Ahí se engendró el germen del golpe militar del general Gustavo Rojas Pinilla, en cuyo gobierno los ospinistas tuvieron cupo privilegiado. Eran regímenes absolutistas de estado de sito.

El giro político del mencionado homenaje se concretó en la formación de un partido que, no obstante sus antecedentes, orientaciones y circunstancias de derecha inequívoca, ha querido llamarse 'Puro Centro Democrático'. El expresidente Álvaro Uribe se sustrae por completo al de 'la U' y convoca a sus partidarios a militar en las nuevas toldas, sobre la base de acatar las ideas expuestas en su discurso, con visos de plataforma presidencial. La suya es defensa metódica y combativa de su obra de ocho años y diatriba implacable del gobierno del presidente Juan Manuel Santos, al cual no le reconoce nada bueno.

Especialmente vitriólica y excesiva es su andanada por la que considera actitud complaciente con el narcoterrorismo e indicios de diálogo en secreto, a espaldas de la nación. Afirmaciones de dicha laya no parecen compadecerse con las actuales estrategias de iniciativa y defensa. Aunque sean innegables las incursiones criminales de las bandas armadas y exijan el rechazo unánime de sus agresiones. Sin descalificar, debilitar ni confundir las acciones para repelerlas.

Falta ver qué eco tienen estos rumbos y acontecimientos en el seno del Congreso. Víctima la política del consenso a ultranza del fracaso estruendoso de la reforma de la justicia, le aparece ahora, a la derecha, un cercenamiento orgánico, encarnado en el nuevo partido, con mando único y programas específicos. Es, al mismo tiempo, un reto para el mantenimiento de la gobernabilidad del Estado social de derecho y del país

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.