Buses y motos sin pico y placa desatan polémica

Buses y motos sin pico y placa desatan polémica

A diferencia de los buenos comentarios que suscitó el pico y placa, ayer se expresaron dudas sobre dos decisiones tomadas por la Alcaldía que podrían impactar el medio ambiente, en momentos en que las muertes por enfermedades respiratorias aumentaron un 30 por ciento en el primer trimestre. Por un lado, está la decisión de Movilidad de levantar el pico y placa para los buses, que automáticamente sacó a las calles a 1.000 vehículos desde el lunes pasado.

12 de julio 2012 , 12:00 a.m.

Según las cifras más conservadoras, por las calles de Bogotá ruedan unos 20.000 buses, busetas y colectivos, en medio de una evidente sobreoferta. Y aunque se deben chatarrizar 8.000 de esos vehículos para la entrada en vigencia del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), apenas van 700. La segunda medida tiene que ver con el decreto expedido ayer por la Secretaría Distrital de Ambiente, que aplazó la entrada en vigencia de una norma que fijaba una restricción en la circulación de las motos de dos tiempos -hay 12.000 con permiso de circular- a partir del próximo 15 de julio. Dicha norma había sido expedida en la pasada Administración.

En una rueda de prensa, tanto el alcalde (e.), Eduardo Noriega, como la secretaria de Ambiente, Susana Muhamad, explicaron que se otorgó un plazo de ocho meses para que "se llegue a un acuerdo entre la Administración, los motociclistas y la industria de las motos".

Según la Alcaldía, todo con el fin "de que no se restrinja la circulación de las mismas y se disminuya sustancialmente las emisiones de gases particulados por parte de las motos de dos tiempos".

Muhamad explicó que entre las posibilidades para disminuir la contaminación en la ciudad por parte de estos vehículos se encuentran: la incorporación de catalizadores y la conversión a motos de cuatro tiempos o a motos eléctricas.

Sin embargo, José Clopatofsky, director de Motor, advirtió que "se trata de propuestas antitécnicas e inviables. Un motor no se puede pasar de 2 a 4 tiempos, porque son máquinas diferentes. Los catalizadores no funcionan sino con sistemas de inyección de combustible, en motores de 4 tiempos, y los motores eléctricos son muy costosos y se debe tener todo el mecanismo de baterías y carga".

Paula Arias, decana de Transporte de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, dijo: "Nos anunciaron las decisiones simplemente y no ha habido suficiente explicación. Con la entrada de los buses, sin duda habrá más contaminación y ruido".

Impacto en el aire es alto.

El pico y placa para las motos de dos tiempos fue contemplada antes por las secretarías de Ambiente y Movilidad, porque son vehículos que generan altas emisiones de material particulado (como el hollín y el humo) y este contaminante se asocia como causante de las enfermedades respiratorias agudas en los niños.

Monitoreos de la Secretaría de Ambiente arrojaron que Bogotá registró el año pasado concentraciones de hollín, humo y polvo en el ambiente de 51,6 microgramos por metro cúbico. El límite aceptable para la salud, fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es de 50 microgramos.

El impacto que tienen las motos en el ambiente fue analizado por el Centro de Investigaciones de Ingeniería Ambiental (CIIA) de la Universidad de los Andes, que estableció que esta flota en la ciudad puede generar más de una tonelada diaria de emisiones de material particulado fino respirable

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.