Lima: del oro al bronce de un solo empujón

Lima: del oro al bronce de un solo empujón

Vanderlei Lima se había preparado durante cuatro años para ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas-2004, pero un empujón lo mando del primero al tercer puesto y la ilusión se vino al piso.

11 de julio 2012 , 12:00 a. m.

El fondista brasileño lideraba la maratón. Se desprendió de la punta rápidamente y, una vez se vio solo, su zancada fue mucho más rápida que la de sus rivales. No se sentía ganador, pero cada vez que superaba un metro el triunfo estaba cerca. En el kilómetro 36, a algunos metros del final, Lima fue embestido por un hombre con un atuendo especial: boína verde, chaleco y corbata del mismo color, medias hasta la rodilla y una falda que en el centro llevaba una estrella judía. Se trataba del exsacerdote irlandés Cornelius Horan, quien lo sacó del camino y le hizo perder el ritmo. Horan ya tenía antecedentes de este tipo, pues en el GP de Fórmula 1 celebrado en Silverstone-2003 portó una pancarta con la frase: "Lea la Biblia; siempre se acerca". El público reaccionó, ayudó al atleta, pero Lima estaba bloqueado. Sus rivales lo pasaron y el fondista, al darse cuenta de que perdía un lugar en el podio, reaccionó y terminó en el tercer lugar. El Comité Olímpico Internacional condecoró al brasileño con la medalla Pierre de Coubertin al valor y al espíritu olímpico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.