Secciones
Síguenos en:
REGINA CANTA LA TABLA

REGINA CANTA LA TABLA

Todavía hay quienes preguntan si tiene las uñas encorvadas como la nariz, si usa un sombrero puntudo y si viaja en escoba. Porque no dejan de asociar el nombre de Regina 11 con el de las brujas perversas de los cuentos de hadas caricaturizados por Walt Disney. También se asombran (o se persignan o exclaman es el colmo ) al ver a Regina Betancourt de Liska posicionada en su papel como Senadora de la República. Porque a eso no ha ido como parte del decorado. Es considerada la más puntual del cuerpo legislativo, reconocida como bastante metódica y estudiosa y temida por ser una persona sin pelos en la lengua.

Pero no me pienso volver a postular para el Senado .

La frase cae así, de sorpresa, a esta charla con periodistas de EL TIEMPO, a la que ha asistido con puntualidad relojera, un vestido verde, unos zapatos amarillos y sus uñas pintadas de rojo. Largas.

No quiero saber más del Senado porque yo no sirvo para la inactividad , continúa, y elabora una de sus frecuentes verdades (otros las llaman diatribas). Dice que en el Congreso se habla mucho, se hace poco, y que ella no se explica cómo es posible que los Honorables no puedan resumir sus ideas y tengan que soltar tanta carreta.

Fue un desayuno frugal (Regina ya había tanqueado y bien, porque le da al primer golpe el gran valor nutritivo del día y no perdona las arepas), justamente un día después que apareciera por Tv. un programa del Congreso donde les había cantado la tabla a sus colegas Claudia Blum y Jorge Valencia Jaramillo.

La razón? La misma que repite ahora: el Congreso se desvivió por los proyectos del Ejecutivo. Entonces ratifica su negativa para asistir a un desayuno convocado por el presidente Gaviria, y negociar aprobaciones. Mientras los senadores dependan de las prebendas, el Congreso no hará nada .

Así que respecto a su retorno al Congreso, dice como en la canción: No volveré . Se pregunta: Yo qué puedo producir en el Senado? . Y confiesa que desde que está en el Legislativo he aumentado de peso, tengo pechuga y brasier de cuatro cocas . La escoba para barrer Regina es así. Tiene una lengua brava, y dice lo que piensa ( virtud o pecado?). Muchos se quedan de una pieza al oírla hablar de proyectos legislativos (paridad sexual en los cargos estatales y pleno empleo), y manejar simultáneamente la metafísica, el rito de protección y el remedio natural con que acaba de curar a su esposo Danny Liska, con el que cumplirá 25 años de casada, de una leucemia (hígado crudo y zumo de mora, y quedó como un toro ).

La Madrecita , como la llaman los miles ( millones?) de adeptos y alumnos que se congregan a su alrededor, no dice lo del Senado como un chiste. No volverá porque piensa seriamente que ha llegado su hora de acceder a la presidencia de la República ( Y al que no le guste que se voltié pa l otro lado ).

Cómo la hará? Está recolectando firmas. Quiere más de dos millones de rúbricas donde se apoye su candidatura. Piensa que va por buen camino. Tenemos los costales llenos de cartas y ya las estamos ordenando en puchitos de 500 . Así y solo así, se postulará a la presidencia de la República, para resolver la difícil situación que ella pronostica para nuestro país (ver recuadro).

Adeptos? Fanáticos? Admiradores? Hijos? Partidarios? Cómo llamar a los que siguen a Regina? Ella les habla como una madre (en realidad, es muy difícl no reconocer su tono maternal, entre autoritario y meloso), y ellos se portan como sus hijos (los humanos son seres en permanente orfandad).

Le regalan la ropa que viste, y ella se la pone así, sencilla, de donde venga, sin sucumbir a la mitología de las marcas y el boato. Son cosas terrenales a las que no se amarra. El año pasado me regalaron 43 pares de zapatos. Estoy peor que la Marcos (Imelda) . Los vestidos se los hacen escotados...

Ella los luce. Fue una mujer espléndida. Regina se regodea en el relato de la época feliz de su cuerpo en que las medidas del busto y de la cola (ella no cae en eso del derriere ) eran como para sembrar pánico. Se le pone la zancadilla: y lo espiritual?, por qué ese culto al cuerpo? Y Regina se sale: El cuerpo es el templo de Dios. Se debe adorar al cuerpo .

A los 56 años, Regina se conserva bien. A pesar del Congreso...

Se levanta. Ya debió llegar su chofer. Tiene una camioneta que compró con préstamo del Congreso. Le descuentan del sueldo (dice que no recibe más de un millón cien mil pesos y que no está de acuerdo con que los congresistas se suban el sueldo a tres millones quinientos mil pesos).

No tengo plata, pero tengo fama , dice cuando se le pregunta por su patrimonio, y los negocios que se mueven alrededor de su nombre (agencia de viajes, boutique, etc.). Es la hora de partir. Y la escoba?. Sigo con la escoba dice, tocándose el prendedor dorado que lleva en el pecho, porque estoy barriendo .

Colorín, colorado. Las profecías Regina dice haber previsto situaciones como la muerte de Luis Carlos Galán y las tragedias de Armero y del Palacio de Justicia. Para 1992 dijo que iban a faltar el agua, la luz y el teléfono, y que habría un gran terremoto. Y que iba a ser un año malo para el presidente Gaviria... Estos son sus pronósticos para 1993 (cualquier parecido con las plagas de Egipto es pura coincidencia). * En el mundo, será un año más violento que 1992 con atentados a grandes personalidades y la continuación del terrorismo. * En Colombia, seguirán los problemas del agua, la luz y los teléfonos, creados por una situación que irá más allá de las adversidades naturales. * Habrá más temblores de tierra. Los maremotos determinarán la desaparición de ciudades, especialmente en Centroamérica. * Un auge inusitado de las plagas provocará el daño de muchas cosechas. * Habrá guerras en Centroamérica y en el Golfo Pérsico. * Se presentarán problemas en Egipto, Rusia y El Vaticano. Golpe de Estado en Ecuador. Venezuela quedará sin gasolina, y eso determinará una crítica situación de violencia en ese país. * Un huracán azotará la costa de México. * En Colombia se vivirá una grave perturbación social durante casi tres meses. Después, dice Regina, el país será la Tierra prometida.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.